La Cámara del Consejo de Bruselas decidió aplazar la vista para la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont hasta el 16 de diciembre.

"La decisión del juez ha sido aceptar nuestra petición de atrasar la vista", anunció Puigdemont en declaraciones a la prensa a la puerta del juzgado.

El pasado 14 de octubre el Tribunal Supremo de España dictó una nueva orden europea de detención y entrega (OEDE) para que el líder independentista sea extraditado para ser juzgado por delitos de sedición y malversación.

Carles Puigdemont era el presidente del Gobierno catalán que convocó el referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017 por el que recientemente fueron condenados 12 líderes independentistas catalanes, nueve de los cuales formaban parte del Ejecutivo autonómico.

Este 29 de octubre Puigdemont compareció en una audiencia a puerta cerrada ante el tribunal que decidirá sobre su extradición.

En esa audiencia, en la que se decidió el aplazamiento de la vista, la Fiscalía belga confirmó su intención de apoyar la extradición del líder independentista por todos los delitos que constan en la reclamación española.

El posicionamiento del ministerio público no adelanta, no obstante, la posición de los jueces belgas, que en otras ocasiones rechazaron extradiciones de líderes independentistas catalanes reclamados por España.

La vicepresidenta del Gobierno español en funciones, Carmen Calvo, aseguró ayer que Madrid "no entendería" una negativa de la justicia belga a la extradición.