La India sería una gran beneficiaria de la caída de los precios de crudo, ya que podría contribuir a la reducción de la inflación y de sus costos de importación, lo que podría también ayudar a reducir el déficit comercial del país, evalúan los economistas.

"La economía india es uno de los principales ganadores de los precios mundiales más bajos del petróleo", aseguró a la cadena CNBC Rajiv Biswas, economista jefe de Asia Pacífico de IHS Markit. El experto señaló que más del 80% del consumo total de energía de la India en el año fiscal 2018-2019 fue importado.

"Un período prolongado de precios bajos del petróleo respaldará el poder adquisitivo discrecional", dijo, por su parte, Radhika Rao, economista del Grupo DBS de Singapur, y agregó que los precios internos del petróleo podrían potencialmente volverse más baratos. El poder adquisitivo discrecional se refiere a la cantidad de efectivo que una persona tiene disponible para gastar después de descontar sus impuestos y otros gastos.