La Unión Europea ( UE) mantendrá en pie sus contramedidas comerciales mientras Washington no levante los aranceles al acero y el aluminio, aseguró una fuente comunitaria a medios de prensa.

"Mientras estén vigentes los aranceles al acero y el aluminio, nuestras contramedidas también lo estarán", dijo la fuente.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acordó el miércoles con el líder estadounidense, Donald Trump, trabajar juntos hacia una política de cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios a los productos no automotrices entre ambos socios comerciales.

Bruselas aceptó invertir en la construcción de nuevas plantas para recibir gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos en caso de que los precios sean competitivos.

La fuente precisó que la UE no se comprometió a comprar más GNL del país norteamericano.

"El texto (de la declaración conjunta) dice que la UE busca importar más GNL de Estados Unidos para diversificar el suministro de energía, el texto no dice que la UE está obligada a importar más", aclaró.

Remarcó que se trata de una declaración de intenciones que se materializará solo si se dan las condiciones.

El 1 de junio entraron en vigor los aranceles estadounidenses del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio de la Unión Europea, Canadá y México.

Además, Trump amenazó con imponer tasas del 20% a los automóviles de la UE. El bloque europeo respondió con impuestos a una serie de productos estadounidenses. También recurrió a la Organización Mundial del Comercio por las medidas de la Casa Blanca.

En tanto, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, elogió el acuerdo comercial logrado entre la UE y EEUU y declaró que ese paso demuestra la firmeza y unidad de Europa.

" Europa probó que no se dejará dividir, y nosotros vimos que cuando Europa actúa de manera conjunta, nuestras palabras cobran peso", dijo el titular, citado en un comunicado del Ministerio.

Maas aseguró que resulta positivo no solo que haya desaparecido el problema de los aranceles, sino además que Washington y Bruselas planeen revisar conjuntamente las prácticas comerciales problemáticas y reformar la Organización Mundial del Comercio ( OMC).