La pandemia del coronavirus amenaza con cambia drásticamente el mapa político de Estados Unidos, por su extensión en estados que son campos de batalla cruciales hacia la Casa Blanca, y que los republicanos estarían perdiendo, en una elección que podría transformarse en un referéndum sobre la manera como el presidente Donald Trump ha manejado la crisis.

La pandemia, que ya mató a más de 40.000 estadounidenses y dejó a más de 20 millones sin trabajo, también pulverizó las esperanzas de Trump de presentarse a la reelección con una economía fuerte, en tanto que varios estados que ganó en las elecciones de 2016 podrían inclinarse ahora hacia los demócratas, según informa la Associated Press.

En Florida, el gobernador republicano estrechamente alineado con Trump está bajo ataque por su tardanza en tomar medidas de aislamiento social. En Wisconsin, el ganador demócrata capturó 28 condados, 12 más que los que Hillary Clinton había ganado hace cuatro años. En Michigan, la gobernadora demócrata vió aumentar su índice de aprobación en el contexto de una pelea con Trump por la tardanza del gobierno federal en tomar medidas. En Arizona, la actual baja en la imagen de Trump bastaría para convertir ese tradicional baluarte republicano en un desastre.

"Todo esto hace que me pregunte si hay algo que esté cambiando entre las bases más débiles de los simpatizantes de Trump", opinó Paul Maslin, un encuestador demócrata con sede en Wisconsin. "¿Es la pelea contra la pandemia la gota que colme el vaso y que va a causar que retroceda parte de esta pequeña porción de votos que necesita para ganar estos estados?".

El equipo de campaña de Trump está preocupado por la posibilidad de perder el apoyo en varios estados clave, particularmente Florida y Wisconsin. También hay preocupaciones crecientes sobre Arizona y Pensilvania, dice AP.

No hay mejor ejemplo del panorama político alterado que enfrenta Trump que el estado de Michigan, que capturó en 2016 con menos de 11.000 votos de diferencia. Las cifras crecientes de muertes en Detroit, una urbe de Michigan con fuerte población negra, y en los condados políticamente dinámicos de los suburbios han sido el telón de fondo de la disputa entre la gobernadora Gretchen Whitmer y Trump. La gobernadora subió en las encuestasdespués de las críticas del presidente.

En ocho encuestas recopiladas por el sitio Real Clear Politics, Trump pierde con el candidato demócrata Joe Biden y sólo empata con él en el sondeo publicado por la cadena de noticias conservadora Fox News.

En un sondeo publicado por CNN, Trump pierde por 11 puntos de diferencia y en promedio está 5.8% por debajo de su rival.