Ocho de cada diez votantes en Estados Unidos consideran que el coronavirus, la crisis económica derivada de la epidemia y la incapacidad de Donald Trump para unificar el país como presidente de Estados Unidos, han confluido hasta desembocar en un estado completamente fuera de control, según una encuesta publicada por la cadena NBC y el diario The Wall Street Journal.

La encuesta fue realizada entre el 28 de mayo y el 2 de junio, durante las protestas por la muerte a manos de la Policía del ciudadano estadounidense George Floyd.

Según la encuesta, el 80% de los votantes registrados de ambos partidos percibe que "las cosas están en general fuera de control en Estados Unidos", frente al 15% que cree que la situación está encauzada.

En lo que al impacto del coronavirus se refiere, un 63% de los votantes, contando ambos partidos, 'está muy preocupado' o 'algo preocupado' sobre la posibilidad de que ellos o algún miembro de su familia pueda contraer una enfermedad que ha dejado ya más de 110.000 muertos en Estados Unidos, respecto al 73% reflejado en abril.

Un 46% del conjunto de votantes describe como "malo" el estado de la economía. Es el porcentaje más alto de negatividad registrado en esta encuesta desde 2012. Solo un cinco por ciento cree que la salud económica del país es "excelente".

Por último, las encuestas de intención de voto colocan a Trump siete por debajo respecto a su futuro rival en las elecciones de noviembre, el exvicepresidente Joe Biden. El porcentaje no ha cambiado desde abril, con un margen de error de +/- 3,6 por ciento.