La Comisión Europea sostuvo que la decisión de los Estados miembro de prohibir los desplazamientos de sus ciudadanos por el coronavirus es una circunstancia "extraordinaria" que exime a las aerolíneas de indemnizar a sus pasajeros aunque sí deben reembolsarles el importe del billete o recolocarlos en rutas alternativas.

Así lo explicó Bruselas en la guía que publicó para aclarar los derechos de los usuarios de los diferentes modos de transporte en la Unión Europea y que, en el caso de los pasajeros aéreos, incluye una compensación adicional en caso de que su vuelo sea anulado con menos de dos semanas de antelación a la fecha prevista de salida.

"Si los pasajeros sufren la cancelación de su viaje, por ejemplo, pueden elegir entre el reembolso del precio del billete o ser recolocados para llegar a su destino final más tarde", indica el Ejecutivo comunitario en su información. 

Sin embargo, matiza la institución comunitaria, "las circunstancias actuales son extraordinarias, por lo que algunos derechos, como es el de compensación, no se puede invocar".

Con todo, Bruselas advierte de que el objetivo de las directrices que publica es aportar claridad jurídica a la interpretación de la legislación europea en materia de transporte.