La Organización Mundial de la Salud ( OMS) advirtió que la mutación del coronavirus identificada en diciembre pasado en Reino Unido está presente en 50 países, mientras que la localizada en Sudáfrica fue detectada en otros 20 territorios.

Asimismo, la institución alertó sobre una tercera "variante preocupante" hallada en Japón que podría tener un impacto en la respuesta inmunitaria, por lo que necesita ser investigada, informó la agencia de noticias AFP.

"Cuanto más se extiende el virus SARS-CoV-2, más ocasiones tiene de cambiar. Si hay niveles altos de transmisión, tenemos que pensar que surgirán más variantes", indicó la OMS.

La propagación de las variantes de Reino Unido y Sudáfrica está subestimada, advirtió la OMS, debido a la distorsión de datos causada por los países con capacidad de analizar la secuenciación del virus.

Desde que fue comunicada a la OMS el 14 de diciembre, la variante británica VOC 202012/01 fue detectada en 50 países, territorios y áreas, afirmó.

Los datos de rastreo de contactos revelan "una mayor transmisibilidad (tasa de ataque secundarios) cuando el caso índice tiene la cepa variante", indicó la organización de salud.

Asimismo, indicó que los análisis de los resultados muestran que la edad y el sexo de las personas contagiadas son parecidos a las de otras variantes.

Por su parte, la mutación llamada llamada 501Y.V2, detectada en Sudáfrica, fue comunicada el 18 de diciembre y al día de hoy ya se encuentra en 20 países, territorios y áreas, agregó la agencia francesa.