La reina Isabel II del Reino Unido instó en su mensaje navideño a “dar pequeños pasos” hacia la reconciliación, después de un año que en momentos puede haber parecido “lleno de baches”.

Como es tradicional, la soberana, de 93 años, se dirigió a la nación en un discurso pregrabado emitido por la cadena pública BBC, en el que reflexionó sobre varios aniversarios celebrados este año.

El hincapié en la necesidad de “dar pequeños pasos” para dejar atrás antiguas divisiones se ha interpretado en el Reino Unido como un llamamiento a la unidad del país tras las tensiones causadas por el proceso de salida de la Unión Europea (UE) o “Brexit”, que se concretará el próximo 31 de enero.