Los responsables económicos de los cuatro países con más peso en la Unión Europea, tras la salida del Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España, defendieron en un artículo publicado en El País la necesidad de "Crear un nuevo sistema fiscal internacional adaptado al siglo XXI y acabar con el dumping fiscal de los gigantes tecnológicos"

Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España; Roberto Gualtieri, ministro de Economía y Finanzas de Italia; Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas de Francia y Olaf Scholz, ministro de Finanzas y vicecanciller de Alemania, señalaron que el sistema actual distorsiona la competencia.

"Algunas de las grandes empresas mundiales siguen trasladando beneficios obtenidos en un país a otros con impuestos más bajos. Nuestros ciudadanos consideran acertadamente que esta planificación fiscal agresiva es inaceptable. Socava el principio de que una fiscalidad justa es una de las piedras angulares de nuestras democracias. Un impuesto global mínimo de sociedades es una solución efectiva contra las estrategias de planificación fiscal agresivas de algunas grandes multinacionales" aseguró la nota.

"Debemos actuar ahoraà..Están en juego miles de millones de euros en ingresos tributarios. Más importante aún, está en juego la legitimidad de nuestros Gobiernos y nuestros valores democráticos. Debemos actuar decididamente, debemos actuar rápido, y debemos actuar juntos".