La decisión de invadir Ucrania y provocar uno de los conflictos bélicos más importantes de este siglo no fue gratis para Rusia. Además de las numerosas sanciones, el repudio internacional y los cientos de compañías que abandonaron su territorio, la economía del país que lidera Vladimir Putin fue duramente afectada, y con ella la fortuna de sus multimillonarios. 

En 2021, la lista de multimillonarios de Forbes —también realizada en Estados Unidos— contaba con 117 rusos, que en conjunto sumaban alrededor de 583 millones de dólares. Apenas tres meses de 2022 y la lista ahora cuenta con 83 multimillonarios rusos, con un valor colectivo de 320 millones de dólares. 

Los multimillonarios, reportó la revista, perdieron en promedio el 27% de su riqueza, es decir, 2.000 millones de dólares cada uno desde el año pasado. De hecho, seis de ellos vieron caer su patrimonio en una suma de dos dígitos de mil millones de dólares:

  • Leonid Mikhelson (10.900 millones de dólares)
  • Alexey Mordashov (15.900 millones de dólares)
  • Gennady Timchenko (10.700 millones de dólares)
  • Vagit Alekperov (14.400 millones de dólares)
  • Suleiman Kerimov (11.400 millones de dólares)
  • Tatyana Bakalchuk (10.900 millones de dólares) 

Esos, por lo menos, siguen siendo millonarios. Porque hay otros empresarios, como el banquero ruso Oleg Tinkov, el gigante de la tecnología Arkady Volozh y otras 33 personas que ya no ostentan ese título. Solo dos se lo ganaron: Denis Sverdlov, de la empresa londinense de vehículos eléctricos Arrival, y Egor Kulkov, uno de los primeros socios de Pharmstandard, una empresa farmacéutica con sede en Moscú, y ahora inversor en CMR Surgical, un fabricante de robots cirujanos que recaudó 600 millones de dólares en 2021.

Los millonarios rusos que más dinero perdieron

Según detalló Forbes, estos son los millonarios más afectados por la guerra Rusia-Ucrania:

  • Vladimir Lisin

Su patrimonio neto cayó a 18.400 millones de dólares. Aunque sigue siendo la persona más rica de Rusia, perdió 7.800 millones de dólares, o un 30%, con respecto a hace un año. Su grupo NLMK es uno de los mayores productores de acero de Rusia. A diferencia de muchos otros millonarios rusos, Lisin no fue sancionado personalmente.

  • Roman Abramovich

El exdueño del Chelsea, que debió vender el club por la guerra, perdió 7.600 millones de dólares y se quedó con un patrimonio neto de USD 6.900 millones. El empresario participó en las negociaciones de paz y fue presuntamente envenenado. Muchos de sus activos fueron congelados.

  • Vladimir Potanin

Por las pérdidas de los demás, se volvió la segunda persona más rica de Rusia. SIn embargo, su patrimonio se derrumbó en 9.700 millones de dólares y quedó en 17.300 millones. Su participación del 35% en la empresa minera de níquel y paladio Norilsk Nickel se vio afectada tras la invasión de Ucrania por las fuerzas rusas, aunque las acciones se recuperaron en las semanas posteriores.

  • Alexei Mordashov

Fue sancionado por la Unión Europea en febrero por sus “vínculos con los tomadores de decisiones rusos”. Es accionista mayoritario de la siderúrgica Severstal y de TUI Group, una de las mayores empresas de viajes y turismo del mundo. Su patrimonio neto es de 13.200 millones de dólares, después de caer 15.900 millones.

  • Vaguit Alekpérov

Perdió 14.400 millones de dólares por la invasión rusa y su fortuna, ahora en 10.500 millones de dólares, ya es un 50% menor que el año pasado. Tiene una participación en el gigante petrolero Lukoil, una de las empresas más grandes de Rusia después de las empresas estatales Sberbank y Rosneft. La compañía rompió con otros gigantes en Rusia al expresar su "más profunda preocupación por los trágicos eventos en Ucrania" y "sincera empatía por todas las víctimas, que se ven afectadas por esta tragedia".

  • Suleimán Kerimov

El magnate del oro es miembro de la cámara alta del parlamento de Rusia, su fortuna proviene del productor de oro Polyus. Fue sancionado por Estados Unidos en 2018 por presunto lavado de dinero relacionado con la compra de villas en Francia; la Unión Europea lo sancionó el 15 de marzo de 2022. Su fortuna cayó 11.400 millones de dólares hasta los 4.400 millones.

Además, los multimillonarios rusos enfrentan otro problema: se están quedando sin lugar para destinar sus activos. Es que, a medida que Rusia se convierte cada vez más en un paria del sistema financiero mundial, los multimillonarios que durante mucho tiempo protegieron sus fortunas en el extranjero tienen de repente muchas menos opciones para colocar su dinero.

¿Por qué? Repatriar los activos a Rusia, que se dirige a la ruina económica, y ponerlos al alcance de Putin, no es una propuesta atractiva. Pero mantenerlos en Estados Unidos, Reino Unido o en jurisdicciones de la UE, como Chipre o el Caribe, donde se enfrentan a congelaciones, bloqueos o posibles embargos, es aún peor, reportó Bloomberg.