El Gobierno de Venezuela interpuso ante la Corte Penal Internacional de La Haya una denuncia contra las autoridades de EE.UU. por "crímenes de lesa humanidad contra el pueblo venezolano", tras la imposición de medidas coercitivas unilaterales por parte de Washington.

Previamente, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, había informado que denunciaría ante instancias jurídicas internacionales a la administración de Donald Trump luego de que la aerolínea venezolana Conviasa fuera sancionada por el Gobierno estadounidense. "Vamos a buscar justicia, basta de tanta agresión infame", manifestó el mandatario.

De acuerdo con Maduro, las sanciones de EE.UU. sobre el país suramericano han causado pérdidas por unos 40.000 millones de dólares, que se traducen en bloqueos de las cuentas y activos del Estado venezolano en el exterior, lo que impide la compra de alimentos y medicinas para las poblaciones más vulnerables.