El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell aseguró a su entorno que está feliz de que los demócratas promuevan un nuevo juicio político contra el presidente Donald Trump, ya que facilitará la reconstrucción del partido republicano, según publicó el New York Times .

McConnell está "hecho" y "furioso" con Trump, dijeron en tanto fuentes familiares a Fox News. Sin embargo, no está claro cómo votaría en el caso de que el trámite de juicio político pase al Senado.

Una fuente le dijo a Fox News que el líder de los senadores republicanos no ve el segundo pedido de juicio político contra Trump como un ejercicio partidista como en el anterior impeachment que fracasó.

El presidente enfrentará cargos por incitar a la violencia contra el país.

La votación se produce exactamente una semana después del motín de Trump que vio a sus partidarios irrumpir en el Capitolio de los EE.UU. para tratar de evitar que la victoria electoral de Joe Biden fuera certificada por los legisladores.

Según los informes, McConnell, un senador republicano de Kentucky, culpa a Trump de que los republicanos perdieran el control del senado después de que la segunda vuelta de las elecciones en Georgia les diera a los demócratas en el control de la cámara alta, ya que ambos partidos quedaron con 50 senadores, por lo que el desempate le corresponderá a la titular de la Cámara, la vicepresidente Kamala Harris.

Cinco personas, incluido un oficial de policía del Capitolio de los Estados Unidos, murieron en el caos que siguió a un mensaje de Trump frente a la Casa Blanca, en el que instó a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio e impedir la ratificación del triunfo electoral de Joe Biden, quien asumirá la presidencia la semana próxima.

Después de una larga demora causada por las escenas caóticas, la Cámara y el Senado volvieron a reunirse y confirmaron la victoria de Biden sobre Trump.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, también preguntó a sus colegas republicanos si debería pedirle a Trump que renuncie, dijeron funcionarios republicanos al  New York Times .

Según los informes, McCarthy está en contra del juicio político, pero él y los líderes republicanos no presionarán para que se vote "no" sobre el tema.

Trump pronunció esta semana su primer discurso en vivo desde la violencia y llamó a sus partidarios que irrumpieron en el edificio una "turba".

Pero Trump también advirtió a los demócratas que no lo destituyan de su cargo en sus últimos días, ya sea mediante la enmienda 25 o el juicio político.

"Está causando una tremenda ira, división y dolor mucho mayor de lo que la mayoría de la gente entenderá, lo cual es muy peligroso para Estados Unidos, especialmente en este momento tan delicado", dijo Trump ante un segmento del muro fronterizo entre Estados Unidos y México en Alamo, Texas.