La oposición brasileña pidió "disculpas" a la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, actual Alta Comisionada de la ONU, por los ataques del presidente Jair Bolsonaro a raíz de sus críticas a la violencia policial en Brasil.

El bloque del Partido de los Trabajadores y aliados presentaron banderas con la expresión "Disculpas" y con el retrato de la ex presidenta Bachelet.

También el detenido ex presidente Lula da Silva se pronunció en redes sociales: "Bolsonaro no se cansa de vomitar ignorancia y avergonzar a Brasil ante el mundo. Mi solidaridad a la (ex) presidenta Michelle Bachelet y al pueblo chileno, que hoy tuvieron la memoria de sus muertos y desaparecidos violentada por este señor".

Bolsonaro exaltó a la dictadura de Augusto Pinochet en Chile y atacó al asesinado padre de la ex presidenta chilena, Michelle Bachelet, al responder a la Alta Comisaria de Derechos Humanos de la ONU, que consideró que la democracia brasileña se "encogió" tras la llegada del ex capitán del Ejército al poder.