El Gobierno holandés, al frente de los países llamados 'frugales' de la Unión Europea (UE) resaltó que los pagos del plan de recuperación del bloque comunitario dependerán de que se cumplan los planes presentados por los distintos países.

Según el periódico El Mundo, en la reunión de los ministros de finanzas de la UE (EcoFin) en que se aprobó el Plan de Recuperación de España, así como de una docena de países, el adjunto al ministro holandés Wopke Hoekstra, Hans Vulbrief, leyó una declaración genérica apuntando que la luz verde a los primeros desembolsos, puede ser un "no" a los siguientes: "Nos hubiera gustado que se afrontaran mejor en estos planes las recomendaciones de la Comisión Europea en el capítulo de las pensiones, fiscal o laboral. Ha sido especialmente difícil que se incorporen reformas relevantes para la sostenibilidad de las finanzas públicas", dijo el funcionario.

Por el momento, España recibirá los primeros 9.000 millones de euros del plan de recuperación gracias a la aprobación del Ecofin, pero el resto hasta los 70.000 millones previstos hasta 2023 dependerá del cumplimiento estricto del plan presentado al bloque europeo.