La gestora estadounidense de fondos de inversión JP Morgan Asset Management (AM) considera que los principales riesgos para la economía en 2021 son la evolución de la pandemia de coronavirus, las tensiones comerciales entre EEUU y China, y la posibilidad de que los bancos centrales retiren sus estímulos antes de tiempo.

JP Morgan AM espera un repunte del crecimiento global en el último tramo de 2021, a medida que se extienda la vacunación, no aprecia tensiones inflacionistas a corto y medio plazo y confía en que los bancos centrales sean cautos al retirar los estímulos, explicó su directora de Estrategia para España y Portugal, Lucía Gutiérrez-Mellado, en un encuentro informativo reflejado por el medio elEconomista.es

Según Gutiérrez-Mellado, los mercados recibieron favorablemente el desarrollo de las vacunas contra la covid-19, los resultados de las elecciones en EEUU, los últimos paquetes de estímulo y el acuerdo sobre el Brexit, lo que se reflejó en un comportamiento positivo en el último trimestre de 2020. En su opinión, el primer trimestre de 2021 será "muy parecido" al cuarto de 2020 por la evolución de la pandemia y las nuevas medidas de confinamiento en un número creciente de países.

Por ello, los datos de crecimiento en el mundo serán "muy discretos" o incluso negativos en el comienzo del ejercicio. No obstante, espera un repunte "muy fuerte" en la última parte de 2021, a medida que las vacunas hagan su efecto y se retiren las restricciones a la movilidad.

JP Morgan AM prevé que la economía global crezca este año un 5%, el porcentaje más elevado en dos décadas, aunque insuficiente para compensar las caídas motivadas por la epidemia de coronavirus.

En la estimación por regiones, Europa queda rezagada por los rebrotes de coronavirus y la elevada exposición de algunos países, como España, en sectores vulnerables como el turismo o el ocio.

En referencia a Estados Unidos, Gutiérrez-Mellado explicó que la epidemia no se ha controlado pero los planes de estímulo han sido "contundentes". Mientras que en China, la recuperación está más avanzada. JP Morgan AM no espera medidas generalizadas de estímulo en 2021, excepto en EEUU por la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca.

La firma no aprecia riesgos de inflación a corto y mediano plazo porque las economías no están creciendo a su potencial máximo y el desempleo ha crecido, aunque admite que podrían producirse repuntes. Por ello, cree que los bancos centrales no tendrán prisa por normalizar los tipos de interés y que un eventual retiro de las medidas de expansión cuantitativa será cauta y paulatina.

En cuanto a la evolución de los mercados, JP Morgan AM no espera un repunte significativo de la rentabilidad de la renta fija y cree que las valoraciones de las empresas mejorarán a medida que crezcan sus beneficios.