El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció una profunda remodelación de su gabinete que afecta a seis carteras, tras el desplome de la popularidad del mandatario que lleva 15 meses en el poder.

En una ceremonia en el palacio presidencial de La Moneda, el mismo día en que se conocieron los resultados de la más prestigiosa encuestadora, CEP, que mostró una caída de 12 puntos en su popularidad, Piñera anunció que el abogado Teodoro Ribera estará desde ahora a cargo de las relaciones diplomáticas del país.

A él se suma el ex titular de Salud, Jaime Mañalich, quien retornó a la cartera en reemplazo de Emilio Santelices. En su discurso, Piñera también confirmó el arribo de Juan Carlos Jobet, exministro de Trabajo durante Piñera I a la cartera de Energía, donde hasta ahora se desempeñaba Susana Jiménez.

Además, Juan Andrés Fontaine fue reemplazado en el Ministerio de Obras Públicas por Alfredo Moreno, quien dejará Desarrollo Social en manos de Sebastián Sichel. Fontaine, por su parte, pasará a Economía donde reemplazará a José Ramón Valente.

Según la encuesta del Centro de Estudios Políticos (CEP), realizada entre el 26 de abril y el 3 de junio con un universo de 1.380 personas y un margen de error de 3%, solo el 25% de los encuestados aprueban la forma en que el presidente está conduciendo su segundo gobierno, y la mitad lo desaprueba.