La economía de Chile crecerá entre 2% y 2.2% este año, afectada en parte por masivas protestas sociales que se extienden desde hace más de dos semanas, dijo ayer el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera ya había recortado en octubre su estimación de crecimiento a un 2,6% en 2019, golpeada por la extensa guerra comercial entre China y Estados Unidos.

"Vemos el cierre del crecimiento este año bajando del 2,6 que era la estimación que teníamos a un rango más bien entre 2% y 2,2%", declaró Briones a periodistas en el palacio presidencial de La Moneda, mientras se registraban nuevas marchas y cortes de ruta en lo que las organizaciones convocantes llamaron "Superlunes".

El tercer trimestre, la economía había logrado crecer un 3,3%, según el funcionario, que planteó además que la actividad, medida por el IMACEC, no crecerá o anotará un desempeño negativo de 0,5% en octubre.

Piñera ofreció medidas paliativas y cambió a algunas figuras clave de su gabinete en un intento de frenar el descontento, pero las movilizaciones no han cedido. La ola de protestas dejó al menos 18 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos.

Por su parte el Scotiabank dijo que la contracción del Imacec no minero los llevó a realizar una nueva corrección en la expansión del PBI 2019 al rango de 1,5 y 1,8%, "explicada por la poca velocidad en el margen, así como por los efectos de los recientes acontecimientos a nivel nacional y una lenta recuperación de la jornada productiva en lo que resta del año".

Mientras que el banco Itaú también rebajó su proyección de crecimiento para este año. "El crecimiento más débil de septiembre junto con una esperada disminución de la actividad en el cuarto trimestre de 2019, implicaría que el crecimiento de este año se acerque al 2%, bajo el 2,2% que proyectábamos", comentaron.

Tanner, al ver dificultades en el transporte de las personas y un sector de comercio, no encuentra señales de una economía que muestra señales de normalidad. "Nuestra proyección de crecimiento del PBI es de 2% frente al 2,8% que estimábamos antes que empezara dicha situación. El principal fundamento de esta proyección es una caída del Consumo Privado de más de 1% para el cuarto trimestre", comentaron.