Varios partidos políticos y entidades presentaron un superpedido de 'impeachment' contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, después de que se haya visto salpicado en los últimos días por unas supuestas irregularidades en una factura para la compra millonaria de la vacuna india Covaxin.

El documento presentado ante la Cámara de Diputados fue elaborado por un grupo de abogados de la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD) y reúne los argumentos de otros 123 pedidos de 'impeachment' presentados con anterioridad.

En total, atribuye 23 crímenes de responsabilidad al ultraderechista, entre ellos, el haber actuado con "negligencia" en la gestión de la pandemia del coronavirus, que ya ha dejado más de 510.000 muertos en el país.

Los anteriores pedidos de juicio político contra del mandatario no salieron adelante porque fueron rechazados por Arthur Lira, presidente de la Cámara de los Diputados, y aliado de Bolsonaro.

Prevaricación

Con este superpedido se espera presionar a Lira, que si aceptase la solicitud -lo que es poco probable- se mandaría a una comisión especial y luego al plenario de la Cámara. Y se necesitan al menos 342 de los 513 diputados para que pasase al Senado.

Entre los movimientos que firmaron el documento figura la Asociación Brasileña de Prensa (Abi), el Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (Conic) o el Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST).

Esta misma semana, tres senadores presentaron también contra el mandatario una denuncia por "prevaricación" ante la Corte Suprema por no denunciar las sospechas de fraude en el caso 'Covaxin'.

Todo comenzó cuando el diputado Luis Claudio Miranda confirmó en la comisión parlamentaria -que investiga desde hace dos meses al Ejecutivo por las posibles omisiones por la pandemia- que informó en marzo a Bolsonaro de un supuesto esquema ilegal en el Ministerio de Salud para la compra millonaria del inmunizante indio.

Sospecha

Al ser comunicado, Bolsonaro dijo que informaría a la Policía Federal pero no lo hizo. El presidente ha negado cualquier tipo de responsabilidad en los supuestos sobreprecios detectados. 

Después del escándalo desatado, el Gobierno ordenó suspender el contrato que firmó con la farmacéutica india Bharat Biotech.

"Teniendo en cuenta los indicios de abstención de acciones por parte del presidente de la Repúblicas al ser informado de potenciales delitos administrativos (...) es imperativo que el proceso de 'impeachment' que se instituya profundice en la investigación sobre la potencial práctica del delito de responsabilidad", apunta el documento presentado.