El Banco Central de Brasil prevé que la demanda de crédito bancario en el país crecerá un 7,6% este año por causa de los impactos económicos provocados por la pandemia de coronavirus.

Mientras que la entidad revisó al alza su proyección sobre la evolución del saldo crediticio en 2020 al pasar de un incremento del 4,8%, estimado en marzo pasado, al 7,6%, según informó la agencia EFE.

"El aumento en la valoración refleja la ampliación del volumen de préstamos desde mediados de marzo, repercutiendo los impactos de la pandemia", afirmó el Banco Central en su informe sobre Economía Bancaria.

También señaló que la falta de liquidez y la reducción en los ingresos, resultado de las medidas de aislamiento social adoptadas en la mayoría de los estados y municipios brasileños para frenar la expansión del patógeno causante de la enfermedad del COVID-19, llevará a las empresas y familias a endeudarse más.

En este contexto, el Banco Central realizó una encuesta entre el 27 de abril y el 5 de mayo que mostró que la banca espera un crecimiento del 2,8% este año en la demanda de crédito por parte de las grandes compañías, frente a la caída registrada en 2019.

El sondeo también anticipó un aumento del 5% del crédito para micro, pequeñas y medianas empresas, y del 6,2% para personas físicas.

Según la última previsión del mercado financiero, el Producto Interno Bruto ( PIB) de Brasil se desplomará en 2020 un 6,25% impactado por la crisis del coronavirus.