Mientras recrudecían los disturbios en Quito y se anunciaba la suspensión de la mesa de diálogo convocada por el episcopado ecuatoriano, el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) confirmó su apoyo al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y pidió una solución pacífica a la crisis social y política que vive el país andino desde hace más de una semana.

El organismo regional, integrado por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú, ratificó a través de un comunicado hecho público por la presidencia chilena, que ejerce la presidencia temporal del bloque, su respaldo al Ejecutivo ecuatoriano.

Además, los presidentes de los países que integran Prosur apoyaron los "esfuerzos" del Gobierno de Moreno "para mantener la paz, el orden público y la institucionalidad democrática, utilizando los instrumentos que le otorga la Constitución y la ley".

En tanto, el gobierno de Ecuador pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que realice una sesión extraordinaria para denunciar un presunto intento de alteración del orden democrático y el caos durante las protestas sociales que vive el país.

"Hoy Ecuador solicitó sesión extraordinaria del Consejo Permanente OEA. El 15 de octubre denunciaremos el intento de alterar el orden democrático en el país y el caos y violencia provocados por turbios intereses infiltrados en las manifestaciones", escribió en su cuenta de Twitter el canciller ecuatoriano, José Valencia.

Los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas del orden han dejado al menos siete muertos, más de 900 heridos y más de mil detenidos desde el pasado 3 de octubre, situación por la que el Gobierno decretó desde el sábado el toque de queda en la capital ecuatoriana.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos