El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció que levantará el período de días no laborables, a pesar de que crece el número de contagios por coronavirus.

No obstante, el mandatario advirtió que la rebaja de las restricciones para combatir la pandemia debe llevarse a cabo "bajo la estricta observación de todas las condiciones y requisitos sanitarios que garanticen la seguridad de las personas".

"A partir de mañana, el 12 de mayo, el período único de días no laborables termina para todo el país y para todos los sectores de la economía", afirmó Putin, quien recordó que la lucha contra el brote no está terminada y el peligro se mantiene, incluso en los territorios donde la situación es relativamente favorable.

"Por supuesto, por ahora, se prohíben eventos masivos", agregó al anunciar un nuevo conjunto de medidas para apoyar a los ciudadanos y estimular la economía en medio del brote.

Además, dispuso que 27 millones de menores en Rusia recibirán apoyo financiero adicional por el coronavirus.

En su mensaje a la población, anunció que a partir del 1 de junio se realizará un pago único de 10.000 rublos (unos 135 dólares) para cada niño de entre 3 y 15 años en grupo familiar.

La decisión se toma el mismo día en que Rusia sumó otros 11.656 casos de coronavirus, el 46,5% de ellos asintomáticos, registrando 2.009 fallecidos. Moscú sigue siendo el foco de la pandemia con 115.909 casos (6.169 en las últimas 24 horas, informó la agencia EFE.