Desde esta mañana, en Twitter comenzó a correrse el rumor de que Elon Musk, el excéntrico multimillonario estadounidense, había muerto. Ese rumor se transformó posteriormente en el hashtag #RIPElon (descansa en paz Elon), que se empezó a esparcir rápidamente por la red social del pajarito. Capturas de pantalla de noticias, dedicatorias, despedidas y hasta un supuesto comunicado del departamento de Relaciones Públicas de Tesla, la compañía tecnológica de Musk, se difundieron, alimentando aun más la sospecha de que el magnate había fallecido.

"Elon Musk supuestamente murió a los 49 años debido a un mal funcionamiento de la batería de Tesla", "Elon Musk está muerto: lo que esto significa para el mercado de valores y por qué esto es bueno para el estadounidense promedio" fueron algunos de los títulos que se difundieron en la red social, donde miles de personas comenzaron a preguntarse qué había sucedido. En coincidencia con esto, los precios de las acciones de Tesla en el mercado bajaron.

¿Elon Musk murió? Todo parecería indicar que no, ya que nadie de su entorno salió a confirmar la noticia. Además, su supuesta muerte habría sido por la explosión de la batería de uno de sus autos, algo que no podría haber pasado desapercibido. Por si fuera poco, el creador de SpaceX tuiteó por última vez este viernes a las 7:35 de Argentina, donde se rió de la explosión de Starship SN10, el último de sus prototipos que fracasó en su intento por volver a tierra firme.

Sin embargo, un supuesto comunicado del departamento de Relaciones Públicas comenzó a circular por Twitter, unas siete horas después de que Elon Musk tuiteara por última vez. El documento, aparentemente dirigido a los inversores de Tesla, aseguraba que la información de la muerte de Musk ya se había difundido por las redes sociales, por lo que estaban "llevando a cabo una investigación interna para encontrar quién habló con los medios de comunicación sobre este asunto". 

"Mientras tanto, le pedimos que se mantenga en calma, ya que intentamos simular que el Sr. Musk sigue vivo. Es absolutamente necesario encontrar un reemplazo para el Sr. Musk antes de anunciar su muerte públicamente", continuaba el comunicado, firmado por "el equipo de relaciones públicas de Tesla". Irónicamente, Tesla disolvió ese departamento el año pasado.

Por qué se dice que murió Elon Musk

La pregunta no tardó en llegar a las redes sociales. Y los primeros en confirmar que nada había pasado fueron, como siempre, los usuarios de Reddit. "¡Elon Musk NO está muerto!" un usuario escribió en una publicación . “No se deje engañar por estas historias falsas. Publican enlaces falsos que no llevan a ninguna parte y publican capturas de pantalla de dichos artículos falsos".

Otro usuario, llamado drbudroexplicó que Tesla y SpaceX generan mucho tráfico e interacción, ya que hay una gran base de personas que los siguen. Según esta persona, la caída en las acciones de Tesla tiene que ver con un ataque coordinado de trolls llamados "Tesla Shorters", que buscan ver la cotización de Tesla caer, algo similar a lo que sucedió con las acciones de GameStop.

"Una gran mayoría de los propietarios recientes de acciones de Tesla son nuevos en el mercado y cuando una acción comienza a caer, los inversores menos inteligentes comenzarán a vender, lo que provocará una caída en el precio y más ventas masivas", concluyó.

La verdadera razón detrás de la caída en las acciones de Tesla, la compañía de Elon Musk

La caída en el precio de las acciones de Tesla es real, pero poco tiene que ver con un supuesto ataque coordinado. Este desplome, que redujo en 27 mil millones de dólares el valor de la compañía y bajó el valor de un fondo de inversión con sede en Edimburgo, que es uno de los mayores patrocinadores de Tesla; tiene que ver con que el inversor multimillonario Ron Baron vendió 1,8 millones de acciones de  Tesla, algo que, lógicamente, arrastró el precio de la compañía hacia abajo.

Baron explicó CNBC que su firma homónima vendió las acciones porque se estaban convirtiendo en un porcentaje demasiado grande de algunas carteras. "Fue doloroso vender todas y cada una de las acciones", dijo, y agregó que personalmente no ha vendido ninguna de sus más de 1,1 millones de acciones del fabricante de automóviles eléctricos. Cree que la "mitigación de riesgos" era apropiada para sus clientes con respecto a la venta de sus acciones de Tesla.

El precio de las acciones de Tesla este viernes

Las acciones cayeron un 7,5% en las primeras operaciones de este viernes en Estados Unidos, que llevó su precio a USD575. De esta manera, cerraron en una caída del 16% esta semana, un 35% por debajo de su máximo histórico de USD883 el pasado 26 de enero.

La caída ha reducido 27.000 millones de dólares del valor de mercado de Tesla. El colapso también borró miles de millones de la fortuna de Elon Musk, el director ejecutivo, que posee aproximadamente el 20% de las acciones.

Musk, quien perdió su título de la persona más rica del mundo el mes pasado, ha visto caer su fortuna en papel en lo que va del año a un estimado de USD157 mil millones.

El día que Elon Musk pronosticó su muerte

Aunque sigue vivo, Elon Musk ya había hablado de su muerte el año pasado. En la conferencia Satellite 2020 en Washington DC, el magnate había declarado: "Si no mejoramos nuestro ritmo de progreso, definitivamente moriré antes de irnos", en relación a la posibilidad de poner un pie en Marte.

El pronóstico de Musk fue en respuesta a una pregunta sobre cómo está transmitiendo su visión a la próxima generación de exploradores espaciales. "Espero no estar muerto", dijo Musk antes de reconocer que no está seguro de que los humanos completarán una misión a Marte mientras él todavía esté vivo sin innovar más rápido.

SpaceX ya difundió imágenes de lo que sería la llegada a Marte

El mayor obstáculo tecnológico, según Musk, es la construcción de un cohete reutilizable con capacidad suficiente para transportar las cosas que los humanos necesitarían en una misión a Marte.

"En realidad, solo hay una cosa que importa, y es un cohete que se puede reutilizar completa y rápidamente", dijo Musk, y agregó que "debe ser razonablemente grande".

Por ahora, el sueño de Elon Musk sigue, al igual que él, vivito y coleando.