El presidente de Israel, Reuven Rivlin, rechazó una extensión del mandato de Benny Gantz para formar gobierno, que vence este lunes.

La radio estatal israelí reveló que Rivlin considera que Gantz, líder de Azul y Blanco, no reúne las condiciones necesarias para formar un gabinete en las actuales circunstancias.

El líder centrista de 60 años había pedido el otorgamiento de dicha ampliación del periodo por dos semanas, tras el estancamiento de las negociaciones para conformar un Ejecutivo en unidad con Benjamin Netanyahu, el primer ministro en funciones.

Aunque en semanas anteriores ambas partes habían acordado la base del que sería el acuerdo definitivo entre los dos líderes políticos (que incluiría mantener a Netanyahu en el cargo por 18 meses para luego ceder el puesto a Gantz, según medios locales), la negociación se vio interrumpida luego de que el Likud solicitara la modificación de los procesos del comité encargado para llevar a cabo la selección de jueces.

El partido Azul y Blanco de Gantz, reiteró que no cedería a dicha modificación por considerarla un procedimiento que atentaría contra la democracia israelí.

Ahora, el presidente Rivlin tendría que trasladar el mando a un diputado distinto, quien no sería otro que Netanyahu.

En este caso, el líder del Likud, que cuenta con 58 de los 120 escaños en el Parlamento, tendría 28 días más para, entonces, formar un nuevo Ejecutivo. El dirigente derechista está a sólo dos bancas de tener la mitad más uno necesaria para formar un gobierno sin Gantz, luego de que una diputada del partido Gesher dijera que iba a votar por Netanyahu.