El secretario general del oficialista Partido Democrático, Matteo Renzi, descartó ayer un posible gobierno de coalición con el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) luego de las elecciones del domingo, en la disputa entre ambas agrupaciones por convertirse en la más votada en los comicios.

En tanto, las cuatro formaciones de la centroderecha, que unidas pueden alcanzar la mayoría parlamentaria según los sondeos, dieron un paso más de unidad al anunciar un cierre de campaña conjunto para este jueves.

"En lo que respecta a un gobierno con Cinco Estrellas: nosotros no haremos nunca un gobierno con los extremistas", respondió tajante el ex premier italiano ante la posibilidad de un acuerdo con la fuerza fundada por el ex cómico Beppe Grillo.

El próximo domingo, Italia renovará las dos cámaras de su parlamento para iniciar la formación de un nuevo gobierno, y los sondeos previos marcan un panorama aún incierto.

Según las últimas encuestas publicadas hace diez días, la coalición de cuatro partidos de centroderecha que integra entre otros el ex premier Silvio Berlusconi continúa como favorita, mientras que el M5E y la alianza de centroizquierda que integra el PD se disputan el segundo lugar, de acuerdo a las encuestas.

"Pienso que el PD será el partido más votado"; agregó este lunes Renzi primer ministro entre febrero de 2014 y diciembre de 2016.

"Si hacemos alianzas con los extremistas sería algo que ninguno entendería en Europa", agregó Renzi sobre la fuerza que postula como candidato al joven Luigi DI Maio, de apenas 31 años.

Berlusconi y el secretario general de la Liga, Matteo Salvini, han declarado públicamente que la fuerza que consiga más votos podrá elegir al candidato a premier. Con Berlusconi imposibilitado de ocupar cargos públicos hasta 2019, todo parece indicar que "Il Cavaliere" se inclinará por el presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani.