La Corte Suprema de Brasil concluyó este miércoles un proceso por el cual determinó que el ex juez Sergio Moro no fue lo suficientemente "imparcial" durante uno de los juicios a su cargo contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La decisión ratifica una sentencia dictada por la Segunda Sala de la Corte Suprema, que ya se había pronunciado sobre la sospechada falta de "imparcialidad" de Moro, quien fue nombrado ministro de Justicia al asumir como presidente Jair Bolsonaro luego de que a Lula se le prohiba participar en las elecciones por las causas de corrupción que pesaban sobre él.

Por su parte, Moro defendió que sí fue imparcial y alegó que el ex presidente fue juzgado como culpable por otros nueve jueces además de él. "Nunca hubo restricción a la defensa de Lula, cuya culpa fue reconocida por diez jueces", afirmó el ex juez en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter poco después de que el Supremo Tribunal Federal anulara las condenas.

Juicios sesgados

Moro es responsable de cuatro de los procesos abiertos contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT) por corrupción, en dos de los cuales llegó a dictar condena y ordenó su encarcelamiento. El ex ministro de Justicia viene siendo cuestionado en varios procesos abiertos por la defensa del ex jefe de Estado, que lo acusa de parcialidad y de persecución política.

El fallo de la Corte Suprema contra Moro refiere sólo al juicio por el cual el ex ministro de Justicia condenó a Lula por la supuesta posesión de un departamento que, según la acusación, recibió como un soborno por "favores" a algunas empresas privadas en contratos con organismos públicos. Por ese y otro juicio dirigido en la época por Moro, el ex mandatario fue condenado a casi 26 años de prisión y llegó a pasar 580 días encarcelado.

En una sentencia anterior, adoptada en abril pasado, el propio Supremo anuló esos dos juicios más otros dos en el que no llegó a haber condena, tras reconocer que un conflicto de competencias le debería haber impedido a Moro estar a cargo de esos procesos.

Según el tribunal, esos casos en los que Lula fue juzgado no se relacionaban con las corruptelas en la estatal Petrobras y por tanto estaban fuera de la jurisdicción de la corte de Curitiba, entonces a cargo de Moro y limitada a causas relacionadas con la petrolera.

El Supremo determinó que esos cuatro juicios serán reiniciados en tribunales de Brasilia, pero con la sentencia dictada este miércoles también estableció que, en la causa del departamento, todas las pruebas analizadas por Moro en su momento pasan a ser nulas y no podrán ser utilizadas por la corte que retome el proceso.

¿Lula candidato a presidente?

La sentencia que anuló las condenas contra Lula también restituyó al ex mandatario todos sus derechos políticos, con lo que ahora está en plenas condiciones de presentarse como candidato a la Presidencia en las elecciones que se celebrarán en octubre del año próximo.

Lula no termina de confirmar si volverá a ser candidato, aunque sostuvo que "no dudaría" en presentarse a elecciones si la salud se lo permite y cuenta con el apoyo popular necesario. También afirmó que lo hará "si fuera necesario" para sacar del poder al presidente Bolsonaro, quien aspirará a la reelección en 2022.

Las encuestas que circulan hasta ahora, a más de un año de las elecciones en Brasil, ya ubican a Lula en un cómodo primer lugar, con una aprobación superior al 70%.