Las autoridades surcoreanas resolvieron reforzar durante las próximas dos semanas las medidas de distanciamiento en Seúl tras registrar un nuevo foco de contagios de coronavirus en un centro logístico en la periferia de la capital, que con 82 casos se convirtió en el peor repunte desde el pasado 5 de abril.

De los 79 nuevos casos detectados ayer, 68 son contagios locales y 54 de ellos corresponden al brote que afecta principalmente a los trabajadores de una instalación comercial situada en la ciudad dormitorio de Bucheon, al suroeste de la capital.

En total, hay 69 contagios relacionados con este brote detectado por primera vez el martes en este almacén de la mayor empresa de comercio electrónico del país, Coupang.

El viceministro de Salud, Kim Gang-lip, dijo en conferencia de prensa que el gobierno da por hecho que el número de positivos ligados al brote de Bucheon "irá en aumento" según se vayan realizando más test a los individuos de riesgo y que existe "gran preocupación" debido al ritmo de contagio de este foco. "Si este brote  sigue creciendo tendremos que volver a la fase de distanciamiento social", avisó el ministro de Salud y Bienestar surcoreano, Park Neung-hoo, en relación al periodo de prevención más estricto que Corea del Sur dio por finalizado el pasado 6 de mayo.

En la región capitalina se cerrarán parques, museos, cines y otros espacios públicos, y se instó a sus habitantes a evitar cualquier reunión no indispensable, informó la agencia de noticias EFE.