El Gobierno español aseguró que una eventual negativa de las autoridades belgas a extraditar a España al ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, prófugo de la justicia española desde 2017, será algo que no quedará "sin consecuencias".

"Sin consecuencias eso no quedará. De qué tipo exacto y de qué grado, veremos", afirmó el secretario de Estado español para la Unión Europea ( UE), Marco Aguiriano, en una entrevista con la agencia EFE.

El Tribunal Supremo español reactivó el 14 de septiembre una orden europea de detención y entrega del ex gobernante independentista, por los delitos de sedición y malversación.

En ese sentido, Aguiriano opinó que "algún análisis tendrá que hacer el Gobierno y el Estado belga si su propio poder judicial, con su propia independencia, decide dar por no existente o no decidido la decisión unánime de una justicia incuestionable de un país democrático y socio importante".

El funcionario se mostró contrario a que Puigdemont y el ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, sentenciado a 13 años de cárcel, tengan derecho a la inmunidad parlamentaria tras haber sido elegidos eurodiputados en las elecciones europeas del pasado mayo.

En otro orden, Aguiriano cuestionó que EE. UU. sólo atienda a las decisiones de la Organización Mundial del Comercio ( OMC) cuando le conviene, como en el caso del arbitraje a su favor por las ayudas de la UE al consorcio Airbus, por las que impuso aranceles a productos de cuatro países europeos, entre ellos España.

"EE. UU. es el país al mismo tiempo que no está aceptando las normas de la OMC y que está boicoteando la reelección de jueces del panel de arbitraje de la OMC, para que no pueda funcionar, para que no se pueda imponer las reglas de la OMC a él", recalcó.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos