El gasto militar mundial subió un 3,6 % en 2019 hasta USD1,92 billones, el mayor aumento interanual desde 2010, impulsado por Estados Unidos, según un informe difundido por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Esa cifra supone el 2,2 % del Producto Bruto Interno (PBI) global y un gasto medio de USD249 por persona, consolidando la tendencia alcista en el gasto mundial registrada desde 2015, después de una caída entre 2011 y 2014 por la crisis financiera.

"El gasto militar mundial fue un 7,2% mayor que en 2010, confirmando la tendencia de que el crecimiento se ha acelerado en años recientes. Es el nivel más alto de gasto desde la crisis del 2008 y representa probablemente un máximo histórico", resalta el estudio. Con una inversión de USD732.000 millones, un 5,3 % más que en 2018 y más que el gasto combinado de los diez siguientes en la lista, EE.UU. acaparó el 38% del total mundial.