Luego de que el pasado 24 de enero se confirmara que un gato doméstico dio positivo de coronavirus (Covid-19) en Seúl, la capital coreana anunció hoy que hará pruebas gratuitas a las mascotas que estuvieron en contacto estrecho con personas infectadas y mostraron síntomas.

Es más, el funcionario local Park Yoo-mi dijo en una sesión informativa a través de internet que si las mascotas dan positivo, tendrán que cumplir una cuarentena estricta durante 14 días en sus casas o en un centro municipal, pese a que no hay pruebas de que los animales contagien el virus a los humanos, según funcionarios de Seúl.

Según las autoridades, si los animales presentan síntomas como fiebre, tos, apnea, vómitos, diarrea, goteo nasal o exceso de lagañas, podrán ser testeados y, si es necesario, quedar encerrados en instalaciones especiales para evitar que transmitan el virus a personas.

"Por favor, mantengan a sus perros al menos a dos metros de las personas y otras mascotas cuando los paseen, y sigan estrictamente las medidas contra el virus, como el uso de la mascarilla y el lavado de las manos", pidió una funcionaria.

En China protegen a las mascotas con trajes especiales o con cubrebocas

La medida es implementada luego de que se confirmara que un gato dio positivo de coronavirus. El animal vivía en una escuela misionera de la ciudad de Jinju, donde más de 100 personas tuvieron Covid-19. En ese sitio, una madre y su hija criaban a tres mininos, por lo que se les realizó la prueba a la madre y a sus dos crías. Autoridades sanitarias de Corea del Sur sospechan que el gato contrajo el virus de la madre y la hija que los criaban, y que también dieron positivo en la prueba de Covid-19.

Por esto, el primer ministro instó a las autoridades sanitarias a que examinen la posibilidad de contagios entre los humanos y animales y compartan de manera transparente los hallazgos para las personas que viven con mascotas o están expuestas frecuentemente a ellas.

También solicitó al  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales que consulte con las autoridades sanitarias para preparar normas para los dueños de mascotas.

El perro de Hong Kong que le ganó al gato coreano

El caso del gato con coronavirus es el primero de este tipo en Corea del Sur. Sin embargo, ya existían mascotas infectadas en Japón y Brasil. De hecho, el primer caso transmitido de "humano a animal" se dio en un perro en Hong Kong en marzo de 2020.

Fue un perro de raza Pomeranian el que dio positivo en la prueba de coronavirus, hecho que los médicos de Hong Kong determinaron como el primer reporte de transmisión de "humano a animal". El animal falleció unos días más tarde mientras que su dueña, de 60 años de edad, fue dada de alta.

Los primeros diagnósticos arrojaron que el perrito sí padecía de una infección de coronavirus, por lo que fue llevado a un centro veterinario donde tomaron muestras. Esto después de que se le hicieran pruebas orales y nasales para identificar al patógeno, las cuales arrojaron un resultado positivo.

Muchas personas protegen a sus mascotas con barbijos improvisados

El animal fue sometido a otras pruebas para buscar la certeza de la infección. En estas segundas muestras fue declarado libre de de coronavirus luego, de en sus resultados no hubiera rastro de la enfermedad, por ello los veterinarios permitieron que la mascota regresara a casa junto con su dueña.

El perro tenía 17 años de edad al momento de su fallecimiento, por lo que ya superaba la expectativa de vida que se le da a la especie, que va de 12 a 16 años como máximo.

A pesar de que fue la propia dueña, Yvonne Lee Chow, de 60 años, quien informó de la muerte del animal, no permitió que se le realizara una autopsia para determinar la causa de su fallecimiento.

Los gatos suelen ser asintomáticos, hecho que explica por qué se han detectado tan pocos casos, pero pueden contraer el virus y existe el riesgo de que puedan contagiar a personas y a otros animales.

Coronavirus en Corea del Sur

Los casos nuevos confirmados en Corea del Sur cayeron el lunes por debajo de 300 por primera vez en más de dos meses, mientras las autoridades relajaban ligeramente las duras normas de distanciamiento social.

Se amplió en una hora el horario permitido de restaurantes, cafeterías, gimnasios en interior y otras instalaciones fuera de la populosa región metropolitana de Seúl.