La bolsa de Brasil tuvo una leve caída ayer, en una sesión marcada por un feriado en Estados Unidos y una baja de los mercados emergentes, y con una importante repercusión de novedades relacionadas con la elección presidencial de octubre, que incluso llevaron a una rebaja de la previsión de crecimiento del país.

El índice Bovespa caía 0,39 por ciento a 76.379,36 puntos, mientras el real se depreciaba un 1,4 por ciento a 4,1328 unidades por dólar, tras conocerse un sondeo de intención de voto encargado por BTG Pactual al Instituto FSB Pesquisa que mostró que el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro (PSL) lidera la disputa por la presidencia, con un 26 por ciento de apoyo, tras la inhabilitación como candidato de Lula da Silva.

Según la encuesta, siguen a Bolsonaro en la carrera Ciro Gomes (PDT) con 12% de intención de voto, Marina Silva (Rede) con 11%, Geraldo Alckmin (PSDB) con 8% y Fernando Haddad ( PT) con un 6 por ciento. Se espera que esta semana se conozcan nuevos sondeos, tras el veto judicial a Lula.

La rueda de ayer mostró una volatilidad que se mantendría durante todo septiembre, e incluso se extendería hasta después de la primera vuelta electoral, prevista para el 7 de octubre.

El problema es que si bien los mercados no quieren a Lula (el favorito en todas las encuestas pero ya prácticamente fuera de carrera), tampoco ven con buenos ojos a Bolsonaro, un ultraderechista con ideas antisistema. Y el favorito del establishment, Alckmin, no levanta cabeza.

Precisamente la incertidumbre sobre el escenario electoral fue uno de los factores por los cuales el mercado financiero de Brasil redujo del 1,47% al 1,44% su previsión de crecimiento del Producto Bruto Interno ( PBI) para este año, informó el Banco Central (BC).

De acuerdo a la encuesta Focus realizada por el BC entre las principales instituciones financieras del país, la previsión del mercado a comienzos de año era de un crecimiento del PBI de 3% y cuatro semanas atrás fue de 1,5 por ciento.

En tanto que para 2019, la previsión de crecimiento económico del mercado financiero se mantuvo en 2,5%.

Respecto a la inflación, la expectativa del mercado pasó del 4,17% al 4,16% en 2018 y de 4,12% a 4,11% en 2019.

El porcentaje esperado por los analistas continúa dentro de la meta que el BC fijó para la inflación este año, que es del 4,5%, con 1,5 puntos porcentuales de tolerancia.

El porcentaje esperado por los analistas continúa dentro de la meta que el BC fijó para la inflación este año, que es del 4,5%, con 1,5 puntos porcentuales de tolerancia.