El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzará a mostrarse en público con barbijo, tras oponer resistencia a esto desde el inicio de la pandemia. Tomó la decisión luego de que legisladores le pidan que  se muestre con la protección sanitaria para remarcar la importancia del uso de barbijo a la población.

"Si estuviera en una situación de aglomeración, definitivamente lo haría. Apoyo las mascarillas, creo que las mascarillas son buenas. La gente me ha visto usar una", dijo anoche en una entrevista con el canal Fox Business.

Además, admitió que una vez se puso un tapabocas, y que le gustó porque lo hace verse como El Llanero Solitario.

Los comentarios de Trump surgen porque legisladores del Partido Republicano, el cual integra, le pidieron que use barbijo en público para dar el ejemplo y terminar con la politización del tapabocas, ya que en Estados Unidos usarlo o no está visto como un indicador de que se está en contra o a favor del presidente.

Hasta ahora, Trump se resistió a ser fotografiado con una máscara puesta, y sus seguidores en todo el país se han aferrado e imitado la actitud y las opiniones del presidente en señal de apoyo. Mientras tanto, sin una cuarentena obligatoria uniforme en el país, los casos y las muertes continúan en vertiginoso aumento.

A principios de abril, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en sus siglas en inglés) recomendó que la gente use tapabocas en lugares públicos o en aquellos donde sea difícil guardar la distancia social.

Trump inmediatamente desautorizó la sugerencia al decir de forma abierta que no las usaría, insinuando que no sería apropiado que el presidente se cubra el rostro cuando recibe a otros jefes de Estado.

Sin embargo, ahora manifiesta la postura contraria: "Me puse una máscara. Y como que me gustó cómo me veía. Bien. Pensé que estaba bien. Era una máscara negro oscuro, y pensé que me veía bien. Me veía como El Llanero Solitario", bromeó durante la entrevista, en referencia al personaje televisivo del vaquero texano que usa un antifaz negro.

Aún así, no recomendó su uso, sino que lo dejó al criterio de cada persona. “No tengo ningún problema con ello, y si a la gente le parece, entonces deberían hacerlo", sostuvo.

En los últimos días, muchos republicanos y miembros del equipo especial de la Casa Blanca para el coronavirus urgieron a la gente a usar barbijos debido a un fuerte aumento de los casos de la enfermedad en todo el país, el más afectado por la pandemia.

A la fecha, Estados Unidos tiene más de 2,7 millones de casos y 130 mil muertes por Covid-19, y en las últimas horas registró un nuevo récord de casos confirmados diarios, con 52.898 en sólo 24 horas.

Trump volvió a caracterizar el virus como una molestia que espera que alguna vez termine. “Creo que vamos a estar muy bien con el coronavirus. Creo que, en algún punto, va como a desaparecer, espero", dijo el presidente.

Solo hay una fotografía del mandatario norteamericano usando una máscara protectora de plástico. Fue durante una visita privada a una fábrica de Ford en Michigan en mayo, cuando no estaba acompañado por periodistas. Después dijo que había usado un barbijo en una "zona de atrás" porque no quería darle a la prensa el gusto de verlo llevar una.