El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este martes en un discurso de despedida que la violencia política su país nunca debe ser tolerada, incluido el ataque al Capitolio realizado el 6 de enero.

"Todos los estadounidenses estaban horrorizados por el asalto a nuestro Capitolio. La violencia política es un ataque a todo lo que apreciamos como estadounidenses. Nunca podrá ser tolerado", dijo Trump, según señaló la agencia Sputnik.

También destacó como puntos altos de su Gobierno el rol de facilitador de los acuerdos de paz en Oriente Medio y el enfrentamiento con China.

“Revitalizamos nuestras alianzas y movilizamos a las naciones del mundo para que le hicieran frente a China como nunca antes”, dijo el mandatario en su discurso de despedida del Gobierno.

Agregó que : "Ahora, mientras me preparo para ceder el poder a la nueva administración el mediodía de este miércoles, quiero que sepan que el movimiento que comenzamos está recién empezando".

Noticia en desarrollo