Al menos seis personas, incluidos cuatro niños, murieron hoy a causa de un ataque "defensivo" lanzado por Estados Unidos en Kabul, dirigido contra un vehículo cargado de explosivos para eliminar la amenaza inminente" de un atentado del Estado Islámico del Khorasan (EI-K) contra el aeropuerto de la capital afgana.

El ataque dejó también cuatro heridos y destruyó dos vehículos y parte de una vivienda, según informó el canal de TV afgano Ariana News, citando a testigos.

"Las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo hoy un ataque aéreo defensivo con drones", lanzado desde fuera de Afganistán, "contra un vehículo en Kabul, que eliminó una amenaza inminente del EI-K contra el aeropuerto internacional" de Kabul, dijo Bill Urban, vocero del mando central del Pentágono.

"Estamos seguros de haber dado en el blanco", agregó. "Estamos verificando la posibilidad de víctimas civiles", dijo, y especificó que "no tiene indicios en este momento" en ese sentido.

Versiones

"Fuertes explosiones secundarias del vehículo mostraron la presencia de una cantidad significativa de material explosivo", agregó. "Permanecemos atentos a posibles amenazas futuras", reportó la agencia AFP.

El presidente estadounidense, Joe Biden, había dicho el sábado que un nuevo ataque era "altamente probable" después del atentado del jueves en el aeropuerto de Kabul, reivindicado por el EI-K y que dejó en torno a un centenar de muertos, incluidos 13 soldados estadounidenses.

En represalia, Estados Unidos llevó entonces a cabo un ataque con drones en Afganistán, matando a dos miembros del EI e hiriendo a un tercero, y advirtió que no sería "el último".

El suceso tuvo lugar tres días después de un sangriento atentado en el aeropuerto de la capital afgana, donde los países occidentales mantienen una carrera contrarreloj para evacuar la mayor cantidad posible de ciudadanos que quieren abandonar Afganistán, dominada desde hace dos semanas por los integristas talibanes.

A su vez, otra agencia noticiosa informó que el ataque fue lanzado contra un terrorista suicida que iba en un vehículo presuntamente a atentar contra el aeropuerto.

Esta información fue difundida por la agencia Associated Press y recogida por Sputnik.

En tanto, un funcionario talibán informó que Estados Unidos y las fuerzas de la coalición entregaron a los talibanes el control de tres puertas del aeropuerto de Kabul, incluida la entrada a la sección militar,

En tanto, un funcionario talibán informó que Estados Unidos y las fuerzas de la coalición entregaron a los talibanes el control de tres puertas del aeropuerto de Kabul, incluida la entrada a la sección militar.

Relevo

"Las tropas estadounidenses controlan una pequeña parte del aeropuerto, incluida un área donde se encuentra el sistema de radar", dijo Enhamullah Samangani a Tolo News TV.

Los talibanes desplegaron una unidad de fuerzas especiales en la puerta principal del aeropuerto hace unas dos semanas.

"Estamos listos para asumir la responsabilidad técnica y de seguridad del aeropuerto", explicó el vocero talibán.

La toma de los accesos de la terminal se produjo después de la explosión de una bomba suicida y disparos de armas por parte de ISIS-K, un afiliado local del ISIS, que mató el jueves a 170 afganos y 13 soldados estadounidenses en una puerta oriental del aeropuerto.

Las fuerzas especiales de la organización y un equipo de profesionales técnicos e ingenieros calificados estaban listos para hacerse cargo de todas las responsabilidades del aeropuerto después de la salida de las fuerzas estadounidenses, informó el vocero.

La mayoría de unas 6.000 fuerzas estadounidenses y de la coalición y una unidad de las Fuerzas Especiales afganas que se desplegaron en el aeropuerto antes de que los talibanes tomaran el control de Kabul el 15 de agosto ya fueron evacuadas.

Se espera que todas las fuerzas estadounidenses y de la coalición abandonen el país el 31 de agosto, fecha fijada como el plazo límite.