Un estudio advirtió que casi un cuarto de la población mundial no recibirá la vacuna contra el coronavirus (Covid-19) hasta 2022. El trabajo, que alertó sobre los retos de producción y logística de la vacuna, se basó en los datos sobre las compras de los antídotos hasta el 15 de noviembre, cuando se habían solicitado 7,480 millones de dosis, equivalentes a 3,760 millones de tratamientos de 13 fabricantes.

De las vacunas adquiridas, el 51% irá a países ricos, donde reside el 14% de la población mundial. El otro 49% será para países de renta menor, en los que reside el 85% de la población global. 

La proporción se vuelve más específica cuando se observan las compras por países. Mientras que Estados Unidos, que contabilizaba para esa fecha unos 11 millones de casos equivalentes al 20 por ciento de las infecciones globales, reservó 800 millones de dosis, Japón, Australia y Canadá pidieron 1,000 millones cuando la suma de sus casos no representa ni el 1 por ciento de los casos globales.

La vacuna recién llegaría a todo el mundo en 2022

Los investigadores dijeron que Canadá ordenó el equivalente a cuatro dosis por persona, Estados Unidos reservó lo suficiente para un curso de vacuna por persona, mientras que países como Indonesia reservaron menos de un curso de vacuna por cada dos personas.

El trabajo, realizado por Anthony D. So y Joshua Woo de la Universidad Johns Hopkins, consideraron que, en un escenario favorable, los 13 fabricantes que hoy cuentan con vacunas viables o aprobadas por autoridades sanitarias escalarían su producción a unas 5,960 millones de dosis recién para finales de 2021.

El estudio publicado en la revista médica The BMJ examinó las poblaciones objetivo estimadas que recibirán la vacuna contra el coronavirus en todo el mundo.

Los tamaños de los objetivos variaron debido a factores como el tamaño del país o la cantidad de infectados en ese país. Encontraron que alrededor del 68 por ciento de la población mundial, o 3700 millones de adultos, está dispuesta a recibir la vacuna Covid-19.

Las variaciones en el tamaño de las poblaciones objetivo dentro y entre las regiones enfatizan el tenue equilibrio entre la demanda y el suministro de vacunas, especialmente en los países de ingresos bajos y medios que no tienen suficiente capacidad para satisfacer la demanda interna de la vacuna covid-19', escribieron los autores.

El precio y la distribución de las vacunas

De acuerdo con el estudio, el costo de cada vacuna sería otro obstáculo en la distribución de las dosis a nivel mundial. Los precios oscilan entre los $6 y hasta los $74 dólares por tratamiento, por lo que "la situación para el resto del mundo (sin tener en cuenta los países de altos ingresos) es incierta".

El estudio estimó que hasta el 40 por ciento de los cursos de vacunas de los principales fabricantes pueden estar disponibles para países de ingresos bajos y medianos, pero dijo que dependería de cómo los países ricos compartan lo que compraron.

El programa Covax de la OMS busca promover la vacunación en todo el mundo

Para garantizar la distribución de la vacuna, la Organización Mundial de la Salud ( OMS) elaboró el programa Covax, del que Argentina forma parte. Este mecanismo, que cuenta con el apoyo de más de 80 países, funciona únicamente gracias a la cooperación internacional.

De hecho, Jason Schwartz, de la Escuela de Salud Pública de Yale, dijo que la participación de Estados Unidos en los esfuerzos de coordinación sería "invaluable" para ayudar a garantizar que las personas de todo el mundo tengan acceso a las vacunas "que, en última instancia, ayudarán poner fin a esta devastadora crisis sanitaria mundial".

"Los desafíos operativos del programa global de vacunación Covid-19 serán al menos tan difíciles como los desafíos científicos asociados con el rápido desarrollo de vacunas seguras y efectivas", agregó.

Sin embargo, ni Estados Unidos ni Rusia se han sumado hasta ahora al programa.

Entre los fabricantes de las vacunas se encuentran:

  • AstraZeneca y la Universidad de Oxford
  • Novavax
  • Pfizer y BioNTech SE
  • Sanofi y GSK
  • Johnson & Johnson y Janssen
  • Moderna
  • SinoVac y CanSino
  • el Instituto de Investigación Gamaleya
  • CureVac
  • Medicago
  • la Universidad de Queensland y CSL