El gobierno venezolano inició ayer el proceso para solicitar a Colombia la extradición del expresidente de la Asamblea Nacional y dirigente opositor Julio Borges y otros cuatro supuestos implicados en el atentado con drones contra el mandatario Nicolás Maduro.

El canciller venezolano Jorge Arreaza se reunió con el consejero de la embajada de Colombia en Caracas, Augusto Blanco, para activar los canales jurídicos y diplomáticos para solicitar las extradiciones, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter. En el encuentro estuvo presente el fiscal general venezolano Tarek William Saab.

Los otros acusados son el coronel retirado Oswaldo García Palomo, Gregorio Yagua Monje, el funcionario de migración de Colombia Mauricio Jiménez y Gilbert Escalona, dijo Arreaza a la televisora estatal. El Tribunal Supremo ordenó el miércoles la detención de Borges, de 48 años, alegando que existen elementos que lo comprometen en los delitos de instigación pública, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración.