Las elecciones generales en Bolivia se aplazaron al 18 de octubre, en vez del 6 de septiembre, anunció el órgano electoral

Este es el segundo aplazamiento que sufren los comicios, que originalmente estaban convocados para el 3 de mayo, por la situación de emergencia sanitaria ante el coronavirus, que en el país está en plena alza.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, Salvador Romero, comunicó a los medios en La Paz que el nuevo aplazamiento fue acordado por este órgano con base en "consideraciones de orden científico, legal y sociopolítico".

El objetivo es que el proceso electoral "considere los parámetros científicos y cuente con suficientes medidas de seguridad de salud", explicó.

La nueva fecha "genera mayores condiciones para la protección de la salud, facilidades de votación en el exterior, llegada de misiones de observación internacional, además de favorecer el despliegue logístico de todas las operaciones" para la cita con las urnas, agregó.

Romero señaló que la decisión fue adoptada en función de estudios que advierten de que "el pico" de contagios por el nuevo coronavirus se alcanzará en Bolivia "entre fines de julio y los primeros días de septiembre, por lo tanto, eventualmente, en una etapa cercana al 6 de septiembre".

"Es recomendable organizar la elección en la fase descendente de la pandemia para minimizar riesgos", abundó, según informaron medios locales.

Una eventual segunda vuelta sería el 29 de noviembre.