"Pirotecnia Cero" dejó de ser una consigna y ya se aplica en más de cincuenta municipios del país, según admite la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA). Las ordenanzas municipales que prohiben y, en algunos casos, controlan el uso de pirotecnia se multiplican. Hasta el Senado bonaerense aprobó un proyecto para que no se utilice pirotecnia en la Provincia. Por su parte, las empresas comercializadoras comenzaron el contraataque en la Justicia y hasta ahora, sólo consiguieron revertir cuatro ordenanzas, aunque también perdieron varias batallas.

Pese a las restricciones, Mario Ruschin, presidente de CAEFA, asegura que no se nota una baja en las ventas. "Este año, importamos mercadería por u$s6 millones en valor FOB, los números son muy similares a los de 2016. Si bien no tenemos datos del consumo a nivel país, podemos decir que este año ingresaron 200 contenedores con pirotecnia, lo mismo que el año anterior". Pasada la Navidad y a pocas horas de los festejos de Fin de Año las expectativas de venta siguen siendo buenas. "Los precios subieron un 20 por ciento. Si bien las ventas estuvieron retraídas en un comienza, este es un producto estacional que se define dos días antes de Navidad y Año Nuevo. Este año, vemos que la tendencia indica que el consumidor se volcará más a productos lumínicos y menos a artículos de alto impacto y sonoro".

La Cámara reúne a 17 empresas que son importadores y fabricantes de fuegos. "En el país se producen morteros de color y de estruendos, bengalas de mano y de humo. Lo que se importa de China son petardos, candelas, tortas, mini shows o shows más grandes con un desarrollo tecnológico", cuenta Ruschin, que también es presidente de Cadenaci.

Luz de alerta

El avance de la prohibición en localidades de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, San Juan, Córdoba, Mendoza, Chubut, Neuquén, entre otras, preocupa al sector. "La prohibición de esta actividad es ilegal, trabajamos legalmente contemplados por la ley 20.429 y el decreto reglamentario 302/83. Las restricciones y prohibiciones son inconstitucionales, una ordenanza municipal no puede ir en contra de una ley. Hemos hecho presentaciones jurídicas y recursos de amparos. En San Juan ya hemos tenido fallos a favor. Para el 2018, vamos a tener una lluvia de sentencias favorables", dice esperanzado el ejecutivo.

Cuando se le pregunta cuando comenzó este avance que impulsa la Pirotecnia Cero, Mario Ruschin señala que "esto comenzó en las redes sociales, siguió con políticos que toman decisiones demagógicas pensando que de una forma paternalista protegen a la sociedad, pero como no lo van a controlar, puede crecer el comercio clandestino. Los políticos y ordenanzas dicen que quieren prohibir la pirotecnia para proteger a los chicos autistas y a los perros, pero no hacen nada por ellos".

Enfurecido con los que impulsan ordenanzas y proyectos que limitan el uso de pirotecnia dice que "los mismos intendentes que prohiben el uso, después hacen sus actos políticos y los cierran con fuegos artificiales. ¿Ahora que quieren hacer?. ¿Quieren armar un ejército represor la noche de Año Nuevo?", se pregunta el presidente de Cadenaci.

Hace pocos días, el Partido de la Costa prohibió el uso de fuegos artificiales en Navidad y Año Nuevo. También regulan la utilización ciudades como Chivilcoy, Bragado, Exaltación de la Cruz, Olavarría, Rivadavia, Bahía Blanca, Castelli, Pinamar, Trenque Lauquen, Coronel Pringles, Mercedes, Berisso, Avellaneda y Quilmes, entre otras. En el resto del país, se repite en municipios como San Antonio Oeste (Río Negro); siete departamentos mendocinos: la Capital, Tunuyán, Tupungato, Luján de Cuyo, Malargüe, Godoy Cruz y Maipú, mientras Las Heras y San Rafael, analizan la medida. Por su parte, en Córdoba, en el municipio de Río Cuarto, los comerciantes perdieron el amparo para impedir que se aplique la norma que prohibe el uso.

  • Concientización

La Asociación Argentina de Padres de Autistas, APAdeA, y la Federación Argentina de Autismo, FAdeA, en los últimos diez años vienen promoviendo la campaña “Pirotecnia Cero”, iniciada por padres que comenzaron a denunciar ante los medios la problemática de la pirotecnia frente a las personas con esa problemática. Esencialmente el impacto que causa la pirotecnia en la hipersensibilidad auditiva que trae como consecuencia desequilibrios en la conducta de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA).