Ante el aumento de demanda por la pandemia de coronavirus (Covid-19) en aplicaciones de delivery y con la intención de beneficiar tanto a usuarios como a comercios, Santiago Roberto, diputado del Frente de Todos (FdT) y junto a otros legisladores, presentó este martes un proyecto de Ley que fija un tope del 15% del valor total del producto entregado para las comisiones que cobran las plataformas digitales de delivery a los comercios.

"Las Apps de delivery han incrementado sus ganancias exponencialmente en tiempos de pandemia porque ofrecen un servicio fundamental para no salir de casa", afirmó en un comunicado el autor del proyecto, que fue acompañado en la iniciativa por sus compañeros de bloque María Rosa Muiños, Matías Barroetaveña y Claudia Neira.

Y agregó que "los comercios que utilizan estas plataformas para vender sus productos tienen que pagar comisiones abusivas, que promedian el 30%, y se ven obligados a trasladar ese gasto al precio de venta al público. Este fuerte aumento, sumado al descenso de las ventas hace imposible que los comercios puedan sostenerse", advirtió el presidente de la comisión de Trabajo de la Legislatura porteña.

Roberto aseguró a El Destape que las aplicaciones de delivery, tales como PedidosYa, Rappi o Glovo; tienen "ganancias por donde se lo mire", porque los pedidos aumentaron "en un 30%" y el volumen de cada compra "alrededor de un 25%". Además, agrega que esas ganancias son sólo para las aplicaciones, porque ese crecimiento en los ingresos "no ha sido trasladado en beneficios para los/as repartidores/as".

Fuentes legislativas indicaron a la agencia Télam que el proyecto de Roberto tuvo "buena aceptación" entre espacios ajenos al FdT, por lo que es posible que la cuestión de las comisiones sea incluida en la regulación de las aplicaciones de delivery, pero no necesariamente en la próxima sesión.

Para el diputado, "es la Ciudad la que tiene que regular la situación de desbalance que hay entre las aplicaciones de delivery y los comercios". "Al fijar un tope máximo del 15% en las comisiones que cobran las empresas a los locales este desequilibrio se podría revertir", completó.

El proyecto también crea un marco para la protección de los usuarios de las apps, estableciendo canales de reclamos efectivos e inmediatos en casos de devoluciones o reintegros, sin perjudicar a los repartidores. En tanto, los comerciantes pueden reclamarle a las empresas si se ven perjudicados por fallas en las aplicaciones o en el caso de que se demore la entrega de los productos.

El propio legislador hizo un resumen de la iniciativa en su cuenta de Twitter:

Mientras tanto, el jueves próximo la Legislatura porteña debatirá en sesión ordinaria el proyecto de Ley impulsado por el bloque oficialista de Vamos Juntos (VJ) que regula los deliverys, el cual no aborda las comisiones que cobran las plataformas digitales.