Los desarrolladores inmobiliarios detectaron una oportunidad en las restricciones que tienen los argentinos para ahorrar en dólares.

Por eso no extraña que, en plena pandemia, comiencen a proliferar nuevos proyectos de edificios con amenities y servicios y barrios privados en la Ciudad y el Gran Buenos Aires que tienen como zanahoria atractivos planes de financiación en pesos.

Sin dudas, la pandemia está transformando la manera de vivir de la gente y muchos buscan escapar de las grandes ciudades. Por esa razón, un buen número de constructoras creen que es un gran momento para volver a apostar fuerte por los barrios cerrados y los condominios rodeados de grandes espacios verdes.

Uno de ellos es Fausto Reig, quien junto a un grupo inversor, está relanzando la icónica urbanización San Eliseo, ubicada en el corredor Canning-San Vicente. El lugar ya tiene la infraestructura finalizada y los desarrolladores ofrecen un plan de financiamiento de lotes de hasta 60 cuotas en pesos. El valor de los mismos parten en los 29.300 dólares.

"El mercado de los countries está en auge y atrae al usuario final que destina el ahorro en dólares para la compra del lote y canaliza los pesos para la construcción de su vivienda. Hoy con un valor de USD700 el metro cuadrado, el comprador está construyendo por un 30% menos que a principios de año y revaloriza una inversión que está en alza a raíz de la nueva normalidad provocada por la pandemia y los cambios de hábitos originados en los últimos meses" explica el empresario.

En esa línea, Agustín Sanchez Sorondo, Gerente General de Azzurra Tortugas, un emprendimiento de 70 hectáreas en la zona Norte del GBA, explica que "el contacto con la naturaleza resulta hoy un factor de atracción relevante. Hay familias que compran el lote en 18 o 24 cuotas, dado que durante ese tiempo lo van pagando, pueden vender la casa en la que viven y luego construyen con ese dinero".

Costos por el piso

Algunos siguen optando por la ciudad aunque buscan lugares más modernos que cuenten todos los servicios a una corta distancia. En los últimos seis meses, el sector anunció inversiones por encima de los USD200 millones apalancado por un costo de construcción que está por el piso.

Juan Manuel Tapiola, CEO de la desarrolladora Spazios, asegura que "el gobierno seguramente va a seguir recortando las opciones de acceso al dólar. Los grandes beneficiados vamos a ser los desarrolladores que tengamos un sistema de financiamiento en moneda local. Habrá más pesos y se volcarán al ladrillo como la opción indirecta para la compra de dólar. El costo de construcción de 2020, medido en dólares, fue el más bajo de los últimos quince años, lo que lo convierte en una buena oportunidad para reducir parte del portfolio en dólares".

Actualmente, Spazios cuenta con un plan de financiamiento a treinta años en pesos en sus más de diez desarrollos en construcción con una cartera de 1.000 clientes en toda la Provincia de Buenos Aires. La firma cuenta con más de veinte terrenos propios para su plan de expansión y crecimiento en todo el AMBA.

En este contexto, la constructora Grupo Portland está lanzando al mercado Portland Concreto, una metodología para el mercado local que permitirá acceder a la compra de propiedades en cuotas y en pesos: "Uno de los ejes fundamentales que puede llevar al crecimiento del sector es la implementación, por parte de los desarrolladores privados, de sistemas de pagos en cuotas a largo plazo -por encima de 10 años y hasta 24- que permitirán a un gran público, que hoy se ve impedido, acceder a la vivienda propia por valores similares a los de un alquiler", afirma Mariano Gubitosi, Gerente Comercial de la empresa que actualmente tiene desarrollos en lugares como Villa Crespo o Vicente López.

El pozo se transformó en un atractivo para el pequeño y gran inversor. Daniel Mintzer, Director de G&D Developers asegura que "los proyectos en pozo que se venden en pesos son una alternativa de inversión muy buscada e interesante en este escenario, ya que no solamente son resguardo de valor de los ahorros, sino que también los dolarizan en el tiempo. Además, creemos que quienes tengan dólares guardados pueden invertir en productos premium (de alta revalorización) con precios mucho menores al de hace un par de meses. Esto no quiere decir que los precios hayan bajado, sino que se han mantenido en pesos actualizados y lo que varió fue la cotización del dólar".

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Tráfico aéreo en Argentina: el sector perderá casi 30 millones de pasajeros durante este año

Ezeiza recibe un promedio de 1.000 pasajeros diarios de destinos internacionales

Cierre en el AMBA: a pesar de las medidas, por ahora, los gimnasios siguen abiertos

Los empresarios aseguran que desde que reabrieron casi no hubo contagios

Apps de servicios financieros: el último año, se duplicó la cantidad de usuarios

Dispositivos móviles y códigos QR, grandes protagonistas en la pandemia

Empresa argentina de alimentos congelados llega a Chile, Brasil y Estados Unidos

Frizata produce y distribuye sus propios alimentos congelados

Unas 28.000 propiedades que se alquilaban hasta hace poco ahora tienen el cartel de venta

La venta desde el pozo está ganando terreno en los últimos meses

Avanza el home office y las empresas comienzan a achicar sus espacios corporativos

El edificio que ocupaba Claro tiene 5.700 metros cuadrados en alquiler

El negocio de las aplicaciones financieras sigue sumando jugadores

El negocio de las aplicaciones financieras sigue sumando jugadores

El emprendedor argentino que desembarca con sus muebles en Estados Unidos y Europa

El emprendedor argentino que desembarca con sus muebles en Estados Unidos y Europa

La startup que recibió 89 millones de dólares y se encamina a convertirse en el sexto unicornio argentino

En plena pandemia, la plataforma movilizó transacciones por 690 millones de dólares

Glicerina de exportación: el grupo bahiense que ya vende su producto en China, EE.UU. y Sudáfrica

La empresa emplea a 500 personas y factura 250 millones de dólares