La historia del empresario Dante Choi es increíble. Llegó con 12 años a la Argentina junto a sus padres y un hermano menor, huyendo del contexto político de su natal Corea. Vivió en forma ilegal en Fuerte Apache hasta la llegada de la democracia cuando pudo obtener sus documentos. Se fundió cuatro veces, la última entre 2018 y 2019, sin embargo sigue apostando a este país con la marca Peabody. Esta construyendo la segunda planta y quiere duplicar el personal.  

Cuenta que todo lo aprendió de sus padres que tuvieron una historia de mucho dolor. Su padre participó de la Guerra de Corea, fue esclavo de guerra, fue encarcelado en un campo de concentración, trabajó tres años en una mina sin ver el sol, la reforma agraria le quitó todos los bienes. Por eso decidió venir a probar suerte, pero la dictadura militar lo obligó a ser ilegal. Su madre tuvo una vida peor, que prefiere ni contar. De ellos aprendió todo, con una historia de resiliencia, pudo reinventarse.

Trabajaba en Daewo, pero la empresa quebró en 1998. Luego fue representante de la marca, pero se fundió en 2001. “Cuando uno creía que se terminaba el mundo, Argentina empezó a recomponerse a partir del 2003. Mi empresa es consecuencia de la crisis, muchas desaparecieron y en 2004 compré la marca Peabody que pertenecía a Philco. Mi empresa hoy cumple 18 años”, cuenta Dante Choi, presidente de Goldmund.

 “He tenido una vida difícil, recuerdo mi infancia y mi adolescencia con zozobra y temor a ser deportado y perder todo, casa, profesión y amigos. El miedo quedó en mi ADN. Tuve que lidiar con un idioma que no era el mío, con una cultura diferente, con la discriminación producto de la ignorancia, pero todo me hizo una persona más fuerte. Tenía que apelar al ingenio para poder salir adelante y superar las dificultades”, cuenta con una fortaleza envidiable.

Compró Peabody, una marca relacionada al frío, y para despegarla creó Peabody smart chef y Living and art. “Cuando usted es empresario puede invertir en el producto, en los clientes, en marketing, en recursos humanos, en la fábrica, pero yo no tenía recursos. Decidí invertir en sumarle a los productos diseños, colores y fui la primera empresa con diseño vintage y retro con una pava con reloj analógico que marca la temperatura. Además invertí en crear la red de service de electrodomésticos más grandes del país”, explicó a BAE Negocios el presidente de Goldmund

Tuvo que darle un golpe de timón a su empresa. “Me hice industrial a la fuerza por el cambio del gobierno, hace más de 10 años comencé a fabricar electrodomésticos con una planta de La Plata que luego dejó el negocio y me puse una planta en Lujan en 2011. En octubre del 2014, con las inundaciones, perdí todo. Me quedé con toda la mercadería arruinada, con 60 empleados, de los cuales 35 eran operarios y la compañía de seguros no me pagó nada. No leí bien la letra chica antes de firmar. Me fundí muchas veces, cuatro o más, en toda mi vida, con la crisis del 2001, con la inundación de 2014, en 2010 me hice cargo de una fábrica en Tierra del Fuego y me fundí, antes me tocó la crisis del 2008. Luego vino la crisis de 2018 y 2019, que me costó mi matrimonio y perdí a mi familia. Ha habido muchísimas crisis, lo que no te mata, te fortalece”

Pese a todo Dante Choi sigue firme. Tiene una planta en el partido de Hurlingham de 15.000 metros cuadrados y un plantel de 180 personas. Fabrica calefactores eléctricos, productos de ventilación, pequeños electrodomésticos. Además, trabaja con más de 20 fábricas que lo abastecen, en Rosario le hacen heladeras en Fason, aires acondicionados en Tierra del Fuego, entre otras.

Concurso de diseño industrial

Hace más de cuatro años lanzó un termo con pava, apostó que iba a ser un éxito y no lo fue. Tenía un par de problemas: no tenía pico cebador y pesaba más de tres kilos. En 2017, creó un concurso de diseño industrial y lo ganó Pedro  Sainz, un joven de 21 años egresado de la UADE. Después de cuatro años, lanzaron al mercado del termo: una pava termo, cuya tapa se convierte en mate, trae una bombilla y calienta a 75 grados para el mate o 90 para el café. Mantiene la temperatura por 6 horas, según garantiza el empresario coreano. Cotiza $12.999 y busca competirle al prestigioso termo Stanley. Se vende en Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y busca desembarcar en Estados Unidos.

El éxito del termo fue tal y el contexto cambió tanto que decidió comenzar a producirlo en Argentina. “Con el PRO la industria nacional no tenía razón de ser, no había licencias automáticas y estaba abierta la importación. Ahora hay un gobierno pro industria, hubo un fuerte incremento de precios en China y es mejor producirlo en Argentina. Estoy buscando 50 empleados para llegar a los 230 antes de fin de año. Invertiré 60 millones de pesos para comenzar a producirlo en la planta y poder exportarlo a países del Mercosur sin pago de aranceles”, se entusiasma Dante Choi.

Confianza

Con plena confianza en el país, construye otra planta de 18.000 metros cuadrados en Ezeiza. “Invertiré 550 millones de pesos, la idea es terminarla el año que viene e incorporar 100 empleados más, para alcanzar los 330. El objetivo es sumar esta segunda planta y fabricar 500.000 productos. Nuestro plan comercial es duplicar la producción”, explicó a BAE Negocios.

La historia detrás del empresario que creó un termo y se anima a competirle al Stanley.

Más notas de

Graciela Moreno

El kilo de la súper harina proteica se vende a $250

Sale al mercado una "super" harina

"No podemos seguir con un ‘capitalsocialismo’ donde si los empresarios ganan son capitalistas y si pierden son socialistas"

El empresario Ignacio Noel dice que "vivimos en una sociedad muy corporativa donde empresarios, curas y sindicalistas se cubren entre ellos"

Oficinas portátiles de un metro cuadrado para trabajar sin ser molestado

De muebles de oficina a cabinas para videollamadas

Grupo Panamericana invierte 10 millones de dólares en un nuevo centro industrial

Grupo Panamericana Inaugura su tercer centro industrial

Kavak se convirtió en la segunda startup más valiosa de América Latina

Carlos García, el CEO de Kavak, pasó de 300 a 5000 empleados en un año

El gigante chino Hisense vuelve a producir en Argentina con Newsan

El pase del año: Hisense cambió a BGH por Newsan

Catán Shopping no cobra alquiler, se reinventó y vende directo de fábrica

Catán shopping ofreció a sus locatarios tomar el local y pagar contra resultados

Oficinas del microcentro se venden para vivir desde los 25.000 dólares

Oficinas del microcentro se venden para vivir desde los 25.000 dólares

Volvió la Bidú Cola, busca distribuidores y ya se vende en 12 provincias

Vuelve la Bidú, la primera gaseosa cola de Argentina. Con la imagen de Lionel Messi y Neymar

Volvo llega a un shopping con autos de 100.000 dólares, invita un test drive y patisserie de Damián Betular

Concept Store Volvo para seducir a compradores