La devaluación del peso, que en el último año alcanzó el 106%, hizo que las empresas argentinas se vuelvan cada vez más apetecibles para los inversores extranjeros que tienen dólares en sus billeteras.

No solamente están cada vez más seducidos por los precios de remate que encuentran en el mercado local sino también por el potencial de negocio que ofrecen sectores como el software, infraestructura, energía, turismo y consumo masivo.

Además, también buscan aprovecharse del contexto macroeconómico recesivo y salen a la caza de compañías que están ahogadas financieramente. El objetivo es comprar lo más barato posible, aguantar hasta que pase el temporal y cuando el mercado se reacomode, volver a potenciar a la empresa.

Ya a fines de mayo, los agentes bursátiles de Wall Street, a través de su "índice de vacaciones", pusieron a Argentina como destino exótico barato para visitar. Ese mismo criterio se traslada al mundo de las fusiones y adquisiciones.

En las últimas horas se conoció que un fondo de inversión inglés ya posó sus ojos en el mercado argentino, lo que parece ser la avanzada de un gran número de operaciones que se vienen en el corto y mediano plazo.

En este caso, el experimentado inversor británico Mark Mobius está buscando recaudar más de u$s500 millones para crear en Londres un Investment Trust y así aprovechar la "fenomenal oportunidad" que representan los mercados emergentes, por la devaluación y la caída del valor de las empresas, en especial en Argentina y en Turquía.

Mobius, quien hasta marzo de 2018 y durante veinte años fue el administrador para los mercados emergentes del fondo Templeton, que muchos en el Gobierno argentino consideran que fue un actor determinante en las corridas cambiarias de los últimos meses, ya había predicho el efecto que la crisis global produciría en estos mercados: que las acciones de las empresas que cotizan en la Bolsa iban a estar a precio de ganga.

Según el Times de Londres, Mobius había dicho que "los valores y las monedas (de estos mercados), comparados con el fortalecimiento del dólar, están baratas".

The Mobius Trust, que será público a partir de octubre, tiene pensado invertir en unas 30 empresas que sus expertos creen que están subvaluadas. Muchas de estas compañías, que el magnate tiene en la mira, son argentinas, indicó Fortuna.

De compras

La semana pasada comenzaron las primeras señales de la extranjerización. El gigante brasileño del rubro turístico CVC concretó la compra del 60% de Bibam Group -propietario de Avantrip.com y Biblos Travel- y del 60% del mayorista rosarino Ola Transatlántica Turismo. La empresa del país vecino, que cotiza en la bolsa de San Pablo, desembolsó casi u$s20 millones en ambas operaciones.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Fabricantes de motos, bicicletas y monopatines se convierten en unos de los ganadores del aislamiento

La "nueva normalidad" trae consigo nuevas formas de transportarse

En medio de la pandemia, empresario argentino compra fabricante de galletitas en España

Luego del incendio en su anterior planta, la empresa se mudó a una nueva fábrica

A pesar de la cuarentena, Volkswagen no cree que vaya a ser "el peor año de todos" para el sector

La planta de Pacheco está trabajando en un turno de seis horas

Inversores inmobiliarios esperan caídas de precios cercanas al 30 por ciento

La gente sigue confiando en los ladrillos como refugio de valor

Con un video de su CEO, Latam anuncia 1.400 despidos

La filial local de Latam emplea a 2.200 personas

Las empresas se reconvierten para atender la demanda que genera el avance del Covid-19

Los hospitales modulares son demandados en todo el país

Mientras las peluquerías porteñas claman por la reapertura, se dispara la venta online de tinturas, cremas y esmaltes

Cientos de peluquerías están cerradas y temen por la continuidad del negocio

Tras casi dos meses de parate, concesionarias y fábricas de motos vuelven a ponerse en marcha

Los trabajadores tendrán que cumplir todo el protocolo sanitario

Cuatro de cada diez hoteles de lujo corren riesgo de ir a la quiebra en poco tiempo

Los hoteles cerraron sus puertas el 17 de marzo y no se sabe cuando reabrirán

Comercios de electrónica tardarán dos semanas para cubrir faltante de productos

En las fábricas debe cumplirse el distanciamiento social