Para YPF, los principales problemas de cara al 2020 son el control de precios de las naftas y las dificultades de financiamiento que surgen a partir del reperfilamiento de la deuda. Sin embargo, esto no implicará una menor producción, según afirmaron el presidente de la compañía, Miguel Gutiérrez y su CEO, Daniel González.

"La coyuntura nos va a afectar en algo hacia adelante pero de ninguna manera estamos pensando en desaprovechar esta oportunidad de largo plazo", aseguró Gutiérrez a la prensa  tras anticipar una baja en la actividad para el año próximo. Así lo hizo en el marco de la Exposición Internacional Oil & Gas que se desarrolla hasta el jueves en el predio porteño La Rural.

Según la perspectiva del presidente de YPF, la industria está teniendo "dos problemas centrales: el de los controles de precios y el tipo de cambio, y el de la reprogramación de la deuda. Y esto es muy importante para toda la cadena de valor".

"De la misma manera que queremos salir del congelamiento de precios lo más rápido posible también es necesario salir del reperfilamiento de deuda porque para la industria es muy importante poder contar con el financiamiento necesario para sus inversiones", añadió Gutiérrez.

En cuanto a la ratificación por parte del Gobierno nacional de que el mercado de combustibles volverá a tener libertad de precios desde el 14 de noviembre, Gutiérrez manifestó que "es de esperar poder tener la oportunidad de hacerlo gradualmente hacia fin de año a partir de la actual diferencia de valores del 20%" entre el costo de producción y el de venta en surtidores.

"Tratamos de ir saliendo ya del congelamiento, el 4% de aumento que autorizó la semana pasada la Secretaría de Energía va en esa direccion y así es como debe seguir", expuso.

Por su parte, González aseguró que, a pesar de esta coyuntura,  YPF "no va sufrir nada la producción ni el desarrollo en general". Además, el CEO anticipó que, para 2020, la empresa "va a lograr exportación permanente de petróleo de origen no convencional".

Te puede interesar:

 

Respecto al financiamiento, González reconoció que es "un momento de turbulencia política y no es la primera vez que el mercado está cerrado, pero apenas se abre el acceso al crédito la primera compañía que tiene disponibilidad de fondos en el mercado es YPF".

Sin embargo, en contraste por lo planteado por el presidente de la compañía, aclaró que "para YPF no va haber necesidad de financiamiento en 2020, porque va a invertir lo que genera, tampoco hay grandes vencimientos de deuda para el próximo año y lo único que nos queda es el rollover de la deuda de corto plazo".