Los efectos de la devaluación del peso, que en el acumulado del año alcanza 64%, repercute fuertemente en el sector turístico.

Mientras la cantidad de argentinos que decide viajar al exterior comienza a caer, el mercado interno comienza a palpar algunos signos de reactivación.

Según la última encuesta de ocupación hotelera difundida por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), durante el primer semestre del año se hospedaron 10,3 millones de viajeros en los hoteles argentinos, 1,6% más que en el mismo período del año pasado, cuando se registraron 10,1 millones de personas.

Por su parte, las pernoctaciones fueron 24,8 millones, 3,4% más que las 23,9 millones que el año pasado.

No obstante, en junio la preocupante coyuntura macroeconómica comenzó a afectar al movimiento turístico. Hubo 2,6 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros y parahoteleros, lo que implicó una disminución de 6% respecto del mismo mes del año anterior. Las estadías de viajeros residentes disminuyeron 5,9%, y las de no residentes, 6,4 por ciento.

Por otro lado, se hospedaron 1,2 millón de viajeros, 9% menos que el mismo mes del año anterior. La cantidad de visitantes del país disminuyó 10% y la de extranjeros, 4,5 por ciento. El 80,5% del total fueron argentinos.

Con 30,1%, la ciudad de Buenos Aires concentró el mayor porcentaje de las pernoctaciones que realizaron los turistas en el mes, seguida por las regiones Litoral (15,9%) y Patagonia, con 14,6 por ciento. Las regiones que presentaron crecimiento interanual en las pernoctaciones fueron Córdoba, 13,8%; y Buenos Aires, con 5,5 por ciento.

Las regiones que hospedaron el mayor número de viajeros fueron Ciudad de Buenos Aires, con 351.657, y el Litoral, con 225.276. La estadía promedio de los viajeros fue 2,1 noches y Buenos Aires presentó la mayor estadía media, con 2,6 noches, seguida por Patagonia, con 2,4 noches.

Los viajeros locales eligieron mayormente la Capital Federal, la cual concentró 20,9% de las pernoctaciones, en segundo lugar se ubicaron las regiones Litoral, con 18%; y Patagonia, con 15,4 por ciento.

El mayor número de estadías de viajeros residentes provino de la Ciudad y partidos del Gran Buenos Aires, con 29,5 por ciento.