La empresa Costumbres Argentinas lanza al mercado una nueva franquicia low cost a la que bautizó La Crocante. Ofrecerá facturas, panes lacteados, pizzas y empanadas. La inversión inicial ronda los $900.000 y contempla un formato integral. Luis Videla, el presidente de la cadena, es un experto en buscar formatos para llegar a públicos masivos y low cost. Ya lanzó Costumbres Gourmet y Costumbres al paso y esta es su tercera iniciativa, siempre relacionada con panificados. Precios accesibles y promociones diarias parecen ser la clave del negocio.

Los módulos son altamente adaptables a formatos de islas o corners en centros comerciales, supermercados y paseos de compras. El plan de desarrollo abarca distintas zonas de CABA, GBA y también en Rosario, Santa Fe, Paraná y Costa Atlántica.