En una jornada en la que se reunió con el presidente Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, prometió a autoridades nacionales que el mayor socio comercial comprará más productos este año como aceite de oliva, malta, uvas y mostos que son utilizados como endulzantes.

Calificadas fuentes del Gobierno describieron a BAE Negocios que la promesa brasileña surgió luego de que los funcionarios locales manifestaran el perjuicio ocasionado por la importación de trigo desde los Estados Unidos, que desplaza exportaciones argentinas. "Se pretendió mostrar el perjuicio ocasionado por las compras de trigo y se habló de algún tipo de compensación (comercial). Entonces, si bien esta compensación no es obligatoria, Brasil adelantó que ampliará las compras de aceite de oliva, malta, mostos, uvas, donde en muchos casos estamos teniendo problemas de acceso", relataron las fuentes.

La jornada de Araújo comenzó temprano con su par Faurie y se completó horas más tarde, con una visita a la Quinta de Olivos, donde fue recibido por Macri y parte de su Gabinete, en un viaje que fue adelantado por este medio. "Existen trabas sanitarias y fitosanitarias, y también de trámites burocráticos, por los cuales varios productos demoran en ingresar al mercado de Brasil. El compromiso es darnos mayor mercado en exportaciones en estos productos, aunque esto recién ocurriría cuando entre en vigencia el acuerdo por el trigo con Estados Unidos (para lo cual no hay plazos precisos)", ampliaron.

En el caso del mosto concentrado, al ser azúcar neutro se lo utiliza en jugos, gaseosas, jarabes, comidas de bebes, productos farmacéuticos, golosinas, dulces y edulcorantes. Y también por su alto contenido en azúcar se ha estado experimentando en algunos países en la producción de biocombustible.

Luego de la suspensión ocurrida hace un mes, finalmente el canciller de Brasil arribó al país y también se analizó la situación del arancel externo común que se busca reducir, posición compartida por el Gobierno aunque con ciertas dudas sobre la conveniencia de que sea este año. En lo que respecta al aspecto comercial, fue la continuidad de una reunión técnica que tuvo lugar el 13 de febrero último, cuando Brasil expresó su deseo y a la vez, presentó un plan para reducir el porcentaje de los aranceles, vía el listado de excepciones que contempla la normativa del Mercosur.

Asimismo, las conversaciones giraron en torno al mayor relacionamiento internacional del Mercosur y la búsqueda del tratado de libre comercio con la Unión Europea. A su vez, los cuatro países del Mercosur, es decir también Uruguay y Paraguay, comparten la visión de que se debe hacer uso de las excepciones al arancel externo, lo que técnicamente significa que cada país puede bajar una determinada cantidad de aranceles en forma unilateral, aunque para esto debería existir un consenso para no afectar al resto.