El consumo de agroquímicos y fertilizantes subió 10,9% en 2018 con respecto a 2017, al totalizar 4,6 millones de toneladas, por la mayor área de siembra del maíz y trigo.

Así lo destacó en un informe la consultora IES, al señalar también que la producción local de agroquímicos y fertilizantes ha sido desplazada por las importaciones. La producción local fue de 1,7 millón de toneladas, lo que significó una contracción del 14 por ciento.

Las exportaciones alcanzaron los u$s366 millones en 2018, una caída del 7,8 por ciento.