La empresa estadounidense de moda Gap continúa reestructurando su red europea. El gigante ultima el cierre de 19 de sus tiendas en Reino Unido e Irlanda, según ha adelantado Drapers. La compañía clausurará los establecimientos cuando expiren los alquileres el próximo 31 de julio. Las ubicaciones no han trascendido.

El grupo todavía no ha tomado una decisión respecto a las otras cincuenta tiendas con las que opera en Reino Unido e Irlanda. Los cierres se enmarcan en el plan anunciado por Gap el año pasado, que contempla cerrar o ceder a un tercero toda su operativa en el mercado europeo.

En España, la compañía trabaja con Grup Galcerán, con quien abrió el año pasado su primera tienda en la calle, y con El Corte Inglés; y en Italia, el grupo firmó en marzo un acuerdo con la cadena OVS para vender en su web y abrir corners de Gap Kids.

Por último, en Francia la empresa ha vendido su red de tiendas a Michael Ohayon, propietario de Galeries Lafayette y Camaïeu por el precio simbólico de un euro. Ohayon comprará 21 de los 22 establecimientos y conservará 350 empleados de tienda y ocho posiciones en oficinas.

Cuando anunció el plan de reestructuración el pasado octubre, Gap contaba con 129 tiendas en Europa. La empresa también adelantó que cerraría su almacén en Rugby, Reino Unido.

La compañía, liderada por Sonia Syngal, cerró el primer trimestre del ejercicio (finalizado el 1° de mayo) con una facturación de 3.991 millones de dólares, casi el doble que en el primer trimestre de 2020. En relación al mismo periodo de 2019, el crecimiento fue del 7,7 por ciento.

Pandemia

 

La decisión de cerrar en Europa en plena pandemia se enmarca en el plan estratégico hasta 2023 que el grupo puso en marcha a finales del año pasado y que contempla un ajuste del retail (sobre todo en Estados Unidos) y el objetivo de que el 80% de la facturación de Gap provenga del canal online y de tiendas fuera de centros comerciales en 2023.