Luego de un exhaustivo proceso de análisis y revisión estratégica de ambas partes, Italgas firmó un acuerdo de compra del 100% del paquete accionario de Raízen Gas, empresa controlada por Raízen Argentina, dedicada al envasado y venta a granel de GLP (Gas Licuado de Petróleo). No se dieron a conocer los detalles financieros de la operación.

Como resultado de esta operación, Italgas, con más de 40 años de trayectoria y propiedad de la familia rosarina Renda, se propone consolidar su posición de actor relevante dentro del mercado de gas envasado, con fuertes perspectivas de crecimiento. Se trata de un grupo compuesto por tres compañías: Italgas, Oeste Gas y Metalgar, que suman 582 empleados distribuidos en siete plantas y treinta sucursales.

Con la adquisición de la ex Shell Gas y de la fraccionadora Oeste Gas de Mendoza, Italgas, que comercializa bajo la marca Hipergas, ya araña el tercer lugar en la comercialización de GLP.

Raízen Argentina, seguirá formando parte de la cadena de valor del negocio de GLP, a través de su rol de productor y vendedor mayorista de butano y propano y, continuará enfocándose en los negocios que representan el centro de su estrategia que son la refinación y comercialización de combustibles, especialidades y lubricantes para seguir creciendo en participación de mercado y consolidar su actual posición de empresa privada líder en estos segmentos.

Raízen Argentina se creó en octubre de 2018 a partir de la compra, por parte de Raízen, del negocio de Downtream de Shell Argentina. Sus accionistas son, 50% y 50%, Shell y el grupo Cosan de Brasil. Entre sus activos se encuentran la Refinería de Buenos Aires, en Dock Sud, la planta de lubricantes en el barrio de Barracas, la red de estaciones de servicio con más de 700 bocas de expendio, los negocios de LPG, combustibles marítimos y de aviación, asfaltos, químicos, así como las actividades de suministro y distribución en el país.