La industria de electrónica de consumo no escapa a la montaña rusa que plantea hoy la economía argentina.

A pesar de una leve recuperación que experimentó en fabricación y ventas durante mayo y junio, el sector cerró un semestre a la baja y se espera que el escenario post PASO, con devaluación e inflación mediante, empeorará las cosas en los próximos meses. "En el primer semestre la industria electrónica presentó una caída en la fabricación de todos los productos. Es probable que la inestabilidad cambiaria del último mes afecte la capacidad de compra de los consumidores", afirmó Federico Hellemeyer, presidente de Afarte, la entidad que nuclea a las fábricas de Tierra del Fuego.

En el primer semestre, la fabricación de celulares cayó un 23% respecto del mismo periodo de 2018 y el consumo de estos dispositivos bajó 24 por ciento. Entre enero y junio se comercializaron 3,5 millones de celulares, 1,1 millón menos que en el 2018.

Sin embargo, y como consecuencia de la aparición del Ahora 12, durante el segundo trimestre el consumo mostró una incipiente mejora. A nivel ventas, junio tuvo un resultado interanual negativo (-10%) pero redujo a menos de la mitad la caída de mayo (-23,9%).

El mercado de televisores también presentó en el primer semestre una fuerte caída en la producción (-71%) y una baja del 65% en las ventas. Además de la caída del consumo, la baja se acentúa más porque la comparación se hacer con 2018, año que tuvo el Mundial de Fútbol de Rusia. Durante el año pasado se ensamblaron 3,3 millones de unidades. En acondicionadores de aire se concretó una caída del 37% en la producción del primer semestre y una variación interanual positiva en el consumo del 16 por ciento. Para este año se espera que salgan 850.000 equipos de las líneas de producción.

Si bien el comportamiento de este producto es muy estacional (en general el 70% de las ventas se concentra en el segundo semestre del año) en 2018 la baja del consumo del último trimestre fue del orden del 30%, lo cual podría explicar las variaciones interanuales positivas en las ventas de los primeros meses de 2019.

A pesar de este panorama preocupante, fuentes del sector le explicaron a BAE Negocios que en los primeros días posteriores a las elecciones primarias se dio una particularidad. Los retailers notaron un incremento de la demanda. Gran parte de esas compras fueron motorizadas por consumidores que buscaban resguardar su capital en el medio del proceso de devaluación. Esa fiebre de compras duró unos pocos días y luego el mercado volvió a su ritmo habitual.

Precios rezagados
Hellemeyer asegura que la mayoría de los precios de los productos han quedado retasados con respecto a la inflación y a las tres devaluaciones que se sucedieron en los últimos 18 meses. "Hasta las PASO había menos retraso en celulares y mucho más en televisores. La realidad es que si se quiere ser competitivo no se puede trasladar todas las subas de los costos a precios".

Aunque en el sector tienen una cierta expectativa a un casi seguro cambio de gobierno, el directivo indica que más allá de una reorientación de política económica está preocupado por el corto plazo. "Los meses que vienen van a ser duros", concluye.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos