Federico Álvarez Castillo no pasa por su momento. El creador de la marca Etiqueta Negra aún debe maldecir los quince segundos que muestran como desde un helicóptero cae un chancho a la pileta en su casa de Punta del Este. Repudiado por las redes sociales, con escraches en sus locales y hasta por los que conducen su ex marca Paula Cahen DAnvers, ahora Jeep Argentina le quitó el respaldo.

La marca de vehículos emitió un comunicado en el que aclara: "Informamos que a partir de este momento cesamos en la realización de acciones promocionales en conjunto con Etiqueta Negra". Hasta el episodio del chancho, Álvarez Castillo y su mujer Lara Bernasconi posaban felices con rodados de la empresa en Instagram.

La marca de indumentaria de lujo participaba de acciones con Jeep, pero ante los lamentables sucesos, quiso despegarse para no ser salpicado por el escándalo de Punta del Este.

Una fiscal uruguaya inició una causa, sus vecinos del Este lo echaron de la casa y le preocupa saber como hará para vender las residencias de lujo The Colette que pensaba inaugurar en Manantiales en noviembre.